La Acción SAN 7.041 | 0.0% | 18:00

Web Corporativa

Emilio Botín: "Esperamos obtener este año un beneficio en línea con el de 2010 y mantener el dividendo en 0,60 euros por acción"

  • “Estoy convencido de que el potencial real de resultados del banco se verá reflejado en importantes tasas de crecimiento de nuestros beneficios en los próximos años”.
  • El Consejo de Administración acordó ayer abonar, a partir del 1 de agosto, un primer dividendo a cuenta del ejercicio 2011 de 0,13 euros por acción, igual que el pagado en 2010.
  • “Después de tres años de fuerte crisis económica y financiera, podemos afirmar que la economía internacional está en recuperación”.
  • “Nuestro negocio en España está en un momento de claro cambio de tendencia y punto de inflexión”.
  • “Es el momento de seguir trabajando para que España acorte la distancia con los países que están en franca recuperación. Para ello, es clave completar la reestructuración del sistema financiero”.
  • “España saldrá de la crisis como lo ha hecho siempre en momentos difíciles. Lo que es necesario se resume en tres palabras: reformas, trabajo y confianza. Tenemos empresas muy competitivas y la generación joven mejor preparada de nuestra historia”.
  • “En los últimos tres años hemos dotado provisiones por valor de 27.300 millones de euros y tenemos una exposición limitada en el sector de la construcción y promoción inmobiliaria en España”.
  • “El objetivo es profundizar todavía más en nuestro modelo de negocio en cuanto a diversificación geográfica, fortaleza de balance, liquidez, elevada rentabilidad sobre nuestro capital, dividendos, eficiencia operativa, calidad de servicio y una marca potente y atractiva”.
  • “La acción Banco Santander, con una rentabilidad por dividendo a los precios actuales del 7,5%, es claramente una excelente oportunidad de inversión”.
Santander, 17 de junio de 2011. El Presidente de Banco Santander, Emilio Botín, ha presidido hoy la Junta general de accionistas de la entidad, en la que se han aprobado las cuentas correspondientes a 2010. El banco obtuvo el año pasado un beneficio neto atribuido de 8.181 millones de euros, un 8,5% menos que en 2009. “En el difícil contexto de 2010, marcado por la inestabilidad en los mercados, importantes cambios en la regulación financiera y una recuperación económica frágil, Banco Santander logró completar un ejercicio excelente. Estos resultados son ordinarios, no incluyen ningún tipo de plusvalías extraordinarias y se alcanzaron con una política muy prudente de provisiones”, señaló Botín.
 
En su intervención ante los accionistas, el Presidente de la entidad recordó que, “por cuarto año consecutivo, Banco Santander se ha situado entre los bancos con mayor beneficio del mundo, confirmando su capacidad para ser rentable aun en los escenarios económicos más complicados. El beneficio acumulado de los últimos cuatro años fue de 35.000 millones de euros, lo que nos sitúa como el tercer banco del mundo por beneficios. En ese mismo periodo, Banco Santander ha mantenido estable la retribución a sus accionistas, repartiendo un total de 18.800 millones de euros”.
 
Botín repasó los cuatro pilares sobre los que se asienta el crecimiento de Banco Santander y que lo diferencian de otras grandes entidades internacionales:
  • Fortaleza en capital y liquidez. “El fortalecimiento del balance ha sido una de nuestras prioridades durante el ejercicio y lo hemos seguido haciendo en los primeros meses de 2011. Banco Santander cuenta con ratios de solvencia elevados y de máxima calidad”. Indicó que el core capital ya está por encima del 9% (cerró el año pasado con el 8,8%), superior a lo establecido por la nueva regulación. “Esta excelente evolución es resultado en gran medida de la capacidad del Grupo para generar capital orgánicamente. Banco Santander tiene una rentabilidad sobre capital que se sitúa entre las más elevadas de los principales bancos globales”, añadió. Respecto a la posición de liquidez, recordó que el banco captó el año pasado 109.000 millones de euros en depósitos y realizó emisiones en diversos mercados por un importe de 38.000 millones de euros.
  • Estricta gestión de riesgos. “Mantenemos unas tasas de morosidad por debajo de la media del sistema en todas las áreas geográficas en las que estamos presentes. Además, a excepción de España y Portugal, la morosidad muestra ya una tendencia descendente en el resto de unidades principales del Grupo. Todo ello está siendo reforzado con una política de provisiones muy conservadora. En los últimos tres años hemos dotado provisiones por valor de 27.300 millones de euros. Y tenemos una exposición limitada en el sector de construcción y promoción inmobiliaria en España”.
  • Modelo de negocio de banca comercial enfocado en el cliente, que representa el 80% del beneficio del Grupo. “Banco Santander tiene la mayor red de sucursales de la banca internacional, con 14.700 oficinas que dan servicio a 101 millones de clientes. En el último año y medio, hemos aumentado nuestra capacidad de distribución en 1.100 oficinas y el número de clientes en nueve millones. Nuestro modelo de negocio de banca retail está íntimamente relacionado con nuestra estructura de filiales autónomas en capital y liquidez, que se ve reforzada con la cotización en Bolsa de nuestras principales filiales”.
  • Diversificación geográfica. “La estrategia de Banco Santander en los últimos años ha estado dirigida a alcanzar una masa crítica y altas cuotas en nuestros diez mercados principales, la mitad maduros y la mitad emergentes”, dijo Botín. Destacó que “en los últimos años la entidad ha podido compensar la debilidad de resultados en España y Portugal con dos factores: el elevado crecimiento de nuestros beneficios en Latinoamérica y los crecientes resultados de la integración de nuestros bancos en Reino Unido y Estados Unidos. Santander es hoy el banco más diversificado del mundo. Somos el único banco internacional con presencia significativa en seis economías del G-20. La presencia de Banco Santander en Latinoamérica es el doble de la del segundo banco global en la región”.
Así, hizo hincapié en los buenos fundamentos económicos y la estabilidad de Brasil, que supone un 25% del beneficio total del Grupo. “Banco Santander se ha anticipado a las buenas perspectivas de Brasil y hemos invertido 27.100 millones de dólares en los últimos diez años. Hoy somos el tercer banco privado del país. Tras completar la unificación de la marca y la integración tecnológica esperamos obtener más velocidad comercial y ganar cuota de mercado en los próximos años”, apuntó. “El resto de Latinoamérica supone un 18% del beneficio del Grupo y está siendo también una palanca fundamental de crecimiento”.
 
Sobre Reino Unido, donde Santander cuenta con 1.412 oficinas y representa el 18% del beneficio del Grupo, señaló que “somos el segundo banco comercial en depósitos, oficinas e hipotecas, y el único banco comercial internacional que está triunfando en este país”.
 
Botín se refirió también al negocio del banco en España, que supone el 15% del beneficio total. “Tras unos años de debilidad económica, que se ha traducido en unos menores beneficios, nuestro negocio está en un momento de claro cambio de tendencia y punto de inflexión. Los resultados alcanzados durante el primer trimestre así lo demuestran: el margen de clientes se está recuperando y la mora se sitúa cerca de su máximo. Prevemos que la tasa de morosidad alcance su nivel más alto en España durante el año 2011”.
 
Respecto a Portugal, señaló que “esperamos que la crisis de la deuda soberana tenga un impacto muy marginal sobre el Grupo” y recordó que la cartera de deuda pública portuguesa asciende a 1.600 millones de euros. “Nuestro banco es el más solvente y sólido del país y supone el 4% del negocio del Grupo y el 3% de los resultados”.
 
Repasó las adquisiciones realizadas en 2010 en Alemania (173 oficinas del banco SEB) y Polonia (Zachodni Bank) y explicó que “esta estrategia de refuerzo de nuestro posicionamiento geográfico ha estado acompañada de una política de ventas que ha permitido que, en los últimos tres años, el importe de las compras realizadas por Banco Santander sea prácticamente igual a la cifra obtenida por las desinversiones realizadas, por un total de 14.000 millones de euros”.
 
En este sentido, subrayó la estrategia del Grupo de cotizar sus principales filiales en los mercados locales y señaló las siguientes ventajas:
    - “Es coherente con nuestro modelo de filiales autónomas en capital y liquidez y de living wills.

    - Pone en valor nuestras filiales y sirve como instrumento para compras locales.

    - Permite incentivar a los equipos locales.

    - Es una potencial fuente de capital muy flexible e inmediata para el Grupo.

    - Y, por ultimo, fomenta la transparencia y el buen gobierno corporativo”

 Gobierno corporativo y Responsabilidad Social Corporativa
 
Durante su intervención, el Presidente recordó la figura de Luis Ángel Rojo y destacó “no sólo su magnífica contribución como Consejero del Banco desde abril de 2005 y como Presidente de la Comisión de Auditoría y Cumplimiento, sino también por el papel determinante que tuvo en la modernización de la economía española y de nuestro sistema financiero”. Además, hizo referencia a la política del Banco en materia de gobierno corporativo y responsabilidad social corporativa, “dos elementos que contribuyen de forma decisiva al éxito de nuestro modelo”. Destacó “el papel relevante del Consejo de Administración en la estrategia del Grupo y su implicación en la gestión de los riesgos y en la política de retribución de los consejeros y altos directivos”.
 
Respecto a las actuaciones en el ámbito de la responsabilidad social corporativa, explicó que el banco dedicó el año pasado el 1,8% de su beneficio (148 millones de euros) a estos fines, canalizándose el grueso de esta inversión a la educación superior a través de Santander Universidades. “Tenemos una alianza única en el mundo que incluye acuerdo con 938 universidades en 23 países, la concesión de 14.293 becas anuales y el acceso de 174.728 universitarios a su primer empleo a través del portal Universia”. “Estamos convencidos de que tenemos que extender nuestro liderazgo mundial en beneficios y dividendos al ámbito de la responsabilidad social corporativa, a través de proyectos que nos permitan un mayor compromiso con las sociedades donde estamos presentes”.
 
Entorno económico internacional
 
Botín dedicó una parte de su intervención a valorar el escenario económico internacional. “Después de tres años de fuerte crisis económica y financiera, podemos afirmar que la economía internacional está en recuperación. En particular, los datos que vamos conociendo confirman la fortaleza de las economías emergentes”. En cuanto a las economías avanzadas, señaló que “los principales países dan muestras cada vez más firmes de la consolidación de su ritmo de crecimiento, lo que impactará positivamente en otros países que aún se encuentran en una fase de lenta recuperación”.
 
Respecto a España, apuntó que “en el último año se han dado pasos importantes con el fin de recuperar la confianza de los mercados internacionales. La puesta en marcha de reformas estructurales está logrando mantenernos separados del resto de países periféricos. Es, por tanto, el momento de seguir trabajando para acortar la distancia con los países que están en franca recuperación. Para ello, es clave completar la reestructuración del sistema financiero. Si lo miramos con perspectiva, los cambios que se han realizado en el sector han sido muy importantes en muy poco tiempo. Sin embargo, es fundamental avanzar con rapidez en dos aspectos:
- el primero, la recapitalización de algunas entidades y su salida a Bolsa
- y el segundo, asegurar su rentabilidad, lo que exige cuidar los márgenes y reducir los costes”.
 
“De cara al futuro, estoy convencido que España saldrá de la crisis como lo ha hecho siempre en momentos difíciles. Lo que es necesario se resume en tres palabras: reformas, trabajo y confianza. Tenemos además empresas muy competitivas y la generación joven mejor preparada de nuestra historia. La situación de nuestra economía plantea retos muy importantes para la banca. Es clave que los proyectos solventes y los sectores productivos de nuestra economía reciban la financiación necesaria. En Banco Santander, nuestro objetivo es atender a toda la demanda solvente de crédito”.
 
Por último, Botín se refirió al futuro del banco y mostró su confianza en la evolución de la acción. “El comportamiento de la acción Santander no se corresponde en absoluto con la trayectoria que marcan los resultados en estos años ni con la solidez de nuestro balance”, señaló, y mostró su confianza en que “a la vista de las expectativas de beneficios futuros que tiene nuestro Grupo, la acción del banco se recuperará con fuerza y reflejará el valor real del Grupo Santander. La acción Banco Santander, con una rentabilidad por dividendo a los precios actuales del 7,5%, es claramente una excelente oportunidad de inversión”. Recordó que el objetivo es mantener la retribución del ejercicio 2011 en 0,60 euros por acción y anunció que el Consejo de Administración acordó ayer abonar, a partir del próximo 1 de agosto, un primer dividendo a cuenta del actual ejercicio de 0,13 euros por acción, el mismo importe que el pagado en 2010.
 
“En los primeros meses del año hemos confirmado nuestra capacidad de generación de resultados recurrentes. El beneficio del primer trimestre alcanzó los 2.108 millones de euros. Les adelanto que en el segundo trimestre se han mantenido estas tendencias. De esta forma, esperamos alcanzar en 2011 un beneficio neto en línea con el obtenido en 2010”, señaló Botín. Y añadió que “en los próximos años, estoy convencido que el potencial real de resultados del banco se verá reflejado en importantes tasas de crecimiento de nuestros beneficios”.
 
“Nuestra estrategia no cambia y nuestro objetivo es profundizar todavía más en nuestro modelo de negocio en cuanto a diversificación geográfica, fortaleza de balance, liquidez, elevada rentabilidad sobre nuestro capital, dividendos, eficiencia operativa, calidad de servicio y una marca potente y atractiva. Nuestro objetivo no es el tamaño por el tamaño sino la solidez y rentabilidad del Banco. Por ello, analizaremos las oportunidades de adquisición o desinversión como siempre hacemos, con lupa. Solo consideraremos aquellas inversiones que encajen con nuestro modelo de negocio y supongan una aportación de valor clara para los accionistas a medio plazo. Banco Santander es hoy un banco más solvente, más líder y con mayor potencial de crecimiento futuro que a comienzos de la crisis”, concluyó.
 
Alfredo Sáenz: “Nuestra presencia en mercados emergentes será un motor de crecimiento muy importante para el Grupo durante los próximos años”
 
El Consejero Delegado de Banco Santander, Alfredo Sáenz, explicó a los accionistas la evolución de los resultados del banco en 2010 y su visión de futuro. “Somos uno de los bancos internacionales con un mejor posicionamiento para seguir generando crecimiento rentable durante los próximos años. Somos un grupo bancario bien diversificado, con uno de los balances más sólidos de la banca internacional, con una presencia en mercados de crecimiento y con un modelo de banca que demuestra su éxito, año tras año”, señaló Saénz.
 
Saénz repasó la diferente evolución de los mercados en los que el banco está presente: mercados maduros, donde la recuperación es todavía incipiente; mercados maduros en los que la recuperación se está consolidando; y mercados emergentes en fuerte crecimiento. “Esta cartera de negocios refleja las ventajas de un grupo bien diversificado: cada uno de los negocios tiene un ciclo diferente y esto se traduce en una gran estabilidad a los resultados del Grupo. Nuestra presencia en mercados emergentes será un motor de crecimiento muy importante para el Grupo durante los próximos años”, indicó.
 
El Consejero Delegado enumeró tres retos importantes a los que se enfrenta el sector:
    - “La falta de crecimiento de volúmenes en economías que se van a seguir desapalancando después de años de crecimiento del crédito, como por ejemplo España, Portugal e incluso Reino Unido y EEUU”.
    - “La nueva regulación bancaria, que pone presión sobre la rentabilidad estructural del sistema y hace la oferta de crédito más escasa y su precio más caro. Estamos viviendo cambios regulatorios muy importantes en el sector financiero que harán que sea más sólido, estable y robusto”. En este sentido, Saénz se refirió a los nuevos estándares de capital y liquidez conocidos como Basilea III, “que no será plenamente aplicable hasta 2019” y advirtió que quedan temas por cerrar muy importantes, como la regulación del riesgo sistémico. “Las autoridades ya reconocen que el tamaño no es el factor más importante al evaluar el riesgo sistémico sino otros factores como el riesgo asumido por la entidad o el grado de interconexión entre sus diferentes unidades o negocios”.
    - El mayor coste de la liquidez en los mercados financieros para las entidades, que han de repercutir a sus clientes reduciendo también la demanda de crédito.Los diferenciales a los que la banca emite en los mercados mayoristas van a ser, de forma estructural, más altos que los que veíamos en el periodo anterior a 2007”
“El sector financiero tiene una misión clara durante los próximos años: reconocer los cambios en el entorno; adaptarnos a ellos; y buscar los mercados o segmentos de alto potencial de crecimiento”, dijo Sáenz. Y señaló las características principales que tendrán los bancos ganadores en el nuevo entorno: un balance sólido; una posición dominante en los mercados en los que operan; y fuerte presencia en mercados de crecimiento y, en concreto, en economías emergentes.
 
“Tenemos grandes oportunidades por delante, y estamos trabajando para asegurarnos de que las aprovechamos. Estamos bien posicionados para seguir generando crecimiento rentable y, por lo tanto, para seguir añadiendo valor a pesar de un entorno complicado para el sector”.
 

Compartir en redes sociales

Subir

Imprimir

© Banco Santander S.A. Todos los derechos reservados. Sede corporativa: CGS Av. Cantabria s/n 28660 Boadilla del Monte, Madrid (España)