Icono información

Cookie policy

We use our own cookies to improve our services while analysing your navigation habits. If you continue navigating through this page, we understand that you accept their use in the terms laid down in the Policy of Cookies. More information.

SAN share (Madrid) Positivo_GB 3.5275 | 1.23% | 18:00

Ayuso: "La tasa de suicidios en España sigue siendo de las más bajas de Europa" (Only available in Spanish)

Entrevista a José Luis Ayuso, Director de la Cátedra Santander de Psiquiatría y Salud

  • En España los cuadros más frecuentes ente la población son la depresión y la ansiedad.
  • “Alrededor del  90% de las personas que se suicidan tienen un trastorno psiquiátrico”
  • “La mayoría de nuestra población está mentalmente sana”.

Madrid, 15 de junio de 2012.  Hablamos con el Profesor José Luis Ayuso, director de la Cátedra Santander de Psiquiatría y Salud de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) sobre el panorama actual de las enfermedades mentales en España:

¿Cuál es el objetivo prioritario de la Cátedra Santander de Psiquiatría y Salud de la UAM-UNAM?
El objetivo prioritario es fomentar las actividades docentes y de investigación emprendidas conjuntamente por  el Departamento de Psiquiatría de la Universidad Autónoma de Madrid  y el Departamento de Psiquiatría de la UNAM. En el ámbito de las actividades de investigación hemos diseñado una serie de estudios multinacionales destinados a generar evidencias científicas que nos permitirán comprender mejor las enfermedades mentales y su presentación en distintos países y culturas.  Por primera vez, los estudios de campo de la nueva clasificación internacional de las enfermedades se están llevando a cabo simultáneamente en lengua inglesa y en español, gracias a la participación de ambas instituciones.

¿Puede clasificar las enfermedades mentales que existen hoy día?
Las grandes categorías de los trastornos mentales se han mantenido esencialmente constantes en las clasificaciones internacionales que se han publicado a los largo de los últimos 50 años. Incluyen los trastornos orgánicos entre los que destacan las demencias, los afectivos como la depresión y el trastorno bipolar, los psicóticos como la esquizofrenia, los trastornos de  personalidad, de ansiedad como las fobias y el trastorno por crisis de angustia, de inicio en la infancia, como el trastorno por déficit de atención y el autismo y los trastornos relacionados con el abuso de sustancias.

¿Cuáles son los desequilibrios pasajeros y cuáles los crónicos, los que son para toda la vida?
Hay efectivamente trastornos mentales que  tienden a estar presentes a lo largo de la vida de la persona que los padece, como la esquizofrenia y el trastorno bipolar. Sin embargo, eso no quiere decir que de forma continua presenten síntomas, pues con las estrategias de tratamiento que manejamos se puede en muchos casos mantener un buen control clínico de los síntomas. También los trastornos de personalidad tienden a ser persistentes. Por el contrario, hay otros cuadros de naturaleza más transitoria, como los trastornos adaptativos. Los trastornos depresivos suelen tener un curso episódico, con una duración de varios meses seguida de una  mejoría de los síntomas clínicos, aunque tienden con mucha frecuencia a volver a presentarse a lo largo de la vida del sujeto.

La depresión, más frecuente en la mujer

¿Cuáles son los principales trastornos mentales que se dan en la población española?
Los cuadros más frecuentes son los trastornos depresivos y de ansiedad. En la depresión el paciente experimenta sentimientos de tristeza y desgana acompañados de baja autoestima, falta de energía e inapetencia al realizar acciones habituales. Suele haber pérdida de apetito, que lleva al enfermo a bajar de peso y trastornos del sueño así como falta de concentración. En los casos mas graves pueden tener ideas relacionadas con la muerte que van desde no querer estar vivo, hasta planificar su propia muerte en los casos más agudos. Con mucha frecuencia se acompañan de síntomas de ansiedad.

En nuestro medio lo indicado es consultar ante la presencia de estos síntomas al médico de cabecera que  en muchos de los casos puede abordar el manejo o decidir su derivación a un especialista.

¿Hay dolencias más propias de hombres y/o de mujeres?
La depresión es más frecuente en la mujer. Esto se vincula a muchos factores entre los que destacan las causas hormonales y circunstancias individuales y sociales de género. Por el contrario, los trastornos relacionados con el abuso de alcohol son más frecuentes en el hombre. Hay enfermedades como el  trastorno bipolar y la esquizofrenia que se presentan por igual en hombres y mujeres.

La depresión es una de las enfermedades del siglo XXI y cada vez afecta a más personas, ¿Qué factores emocionales, sociales, etc. están provocando el aumento de esta enfermedad?
Lo que podemos decir es que la depresión figura en un primer plano dentro de los problemas de salud pública  desde que a finales del pasado siglo y primeros de este se han llevado a cabo  estudios epidemiológicos internacionales que nos han mostrado como la depresión es muy frecuente en la población general,  tanto  en países desarrollados como en países de bajos ingresos económicos. Son muchos los factores que inciden en la depresión. Hay factores biológicos como la edad, la herencia familiar o la existencia de otras enfermedades médicas, y también influyen los factores sociales, como la presencia de soporte familiar o social.

¿Se puede prevenir?
Prevenir un primer episodio de depresión es muy difícil.  Lo que sí podemos hacer con un manejo adecuado es disminuir el riesgo de que una persona que ha sufrido una depresión pueda tener nuevas recaídas.  Esto lo podemos conseguir insistiendo al paciente a que continúe tomando el tratamiento antidepresivo una vez que ha mejorado y, en casos particularmente recurrentes, recomendando un tratamiento de mantenimiento.

¿Por qué socialmente sigue siendo una enfermedad incomprendida cuando, al mismo tiempo, está cada vez más extendida?
Esto ha cambiando mucho en nuestro país, y, aunque sigue habiendo casos de personas con depresión que no buscan ayuda profesional, particularmente hombres, ahora son mayoría las personas con depresión que han consultado por este problema, principalmente a su médico de cabecera

Baja tasa de suicidios en España

Las personas que deciden suicidarse ¿padecen algún tipo de trastorno? ¿Cuál?
Alrededor del  90% de las personas que se suicidan tienen un trastorno psiquiátrico. Entre ellos el más frecuente es la depresión, pero el suicidio también se puede dar en pacientes con esquizofrenia, con trastorno bipolar, con uso de sustancias y con trastornos de personalidad, entre otros.

¿Existen muchos casos en España?
La incidencia de suicidio consumado, según las estadísticas oficiales que anualmente publica el Instituto Nacional de Estadística, es baja si lo comparamos con otros países de nuestro entorno. Según estos datos, hubo en el 2010 en España 3.145 muertes por suicidio (2.456 hombres y 689 mujeres), o algo menos de  9 suicidios al día. Nuestra tasa de suicidio por 100.000 habitantes, alrededor de 7,5, es de las más bajas de Europa. Por poner un ejemplo, Finlandia tiene  una tasa media de 30 suicidios por 100.000 habitantes, cuatro veces superior.

La crisis y los suicidios

La crisis económica que padecemos en los últimos años ¿ha provocado el aumento en algunas clases de trastornos?
Es este un tema importante, no solo para los expertos sino para la población general. Vemos muchas noticias en la prensa y en los medios de comunicación que hablan de un aumento de los suicidios en relación con la crisis económica, por ejemplo.  Pero la información de que disponemos no es muy concluyente. Centrándonos en el caso del suicidio, las estadísticas  oficiales en España  nos muestran que las cifras se han mantenido estables desde hace cincos años. De los países europeos, los únicos en los que se ha detectado un incremento en las tasas de suicidio en los últimos años son Portugal y Grecia. Es evidente que en este tema no se pueden hacer generalizaciones y que en cada país se dan diferentes circunstancias económicas, sociales, y de organización política que pueden explicar estas variaciones.

Los españoles, mentalmente sanos

Con las circunstancias que nos rodean en la actualidad y los sucesos negativos que a diario vemos a través de los medios de comunicación alguien dijo que estamos en una sociedad mentalmente enferma. ¿Está de acuerdo con esa afirmación?
No, no lo estoy. Hay otra lectura posible: a pesar de  las circunstancias que nos rodean  y los sucesos negativos a los que usted hace referencia, la mayoría de nuestra población está mentalmente sana.

Muchas veces, detrás de determinados hechos trágicos que se producen en nuestra sociedad, existe un individuo con una psicopatía desencadenante del hecho en sí. ¿Deberían existir medidas de detección, control o prevención para las personas diagnosticadas con determinados trastornos para evitar así estos acontecimientos?
Esta es una afirmación que se hace a menudo, pero no hay que dejar de recalcar que la mayoría de los hechos violentos en nuestra sociedad no son cometidos por personas que padecen trastornos mentales. Es más,  sólo un porcentaje minoritario de los pacientes con trastornos mentales puede llegar a desarrollar conductas violentas en algún momento del curso de enfermedad. Lo contrario es mucho más frecuente: las personas con enfermedad mental a menudo son víctimas de situaciones de abuso o de violencia y de rechazo social.

Respecto a la prevención del desarrollo de conductas violentas en las personas con enfermedad mental, la mejor estrategia en un correcto control de su enfermedad y  un seguimiento estrecho por parte del equipo especializado responsable.

¿Cómo valora que existan entidades privadas como Banco Santander que hagan posible la existencia de cátedras como la que usted coordina en un marco de recortes en educación e investigación como el que existe en estos momentos?
La iniciativa del Banco de Santander, a través de Santander Universidades, de apoyar las actividades de  una institución pública como la Universidad Autónoma de Madrid es un ejemplo del tipo de alianza publico/privada que se ve desde hace décadas en las mejores universidades del mundo. Aquí en España hemos tardado en  comprender las ventajas de esta vía de colaboración y desde luego, en tiempos de crisis, es magnífica oportunidad para mejorar aún más la calidad y progresar en la internacionalización de nuestras actividades docentes y de investigación, aspectos ambos claves para tener una universidad competitiva en el siglo XX.

Banco Santander colabora en esta y otras iniciativas a través de su División Global Santander Universidades, que colabora con casi 1.000 universidades de América, Asia y Europa. Más información en www.santander.com/universidades

Download PDF 77 Kb (Only available in Spanish)

Share in Social Networks

Go up

Print