Icono información

Aviso de cookies

Usamos cookies propias para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando en esta página, consideramos que acepta su uso en los términos indicados en la Política de Cookies. Más información.

Acción SAN (Madrid) Positivo 4.171 | 0.6% | 11:05

Está en

Botín: "El consejo propondrá mantener el dividendo con cargo a 2014 en 0,60 euros por acción por sexto año consecutivo"

  • “Banco Santander ha obtenido el año pasado un beneficio de 4.370 millones de euros, un 90% más que en 2012, y ha conseguido durante la crisis mantenerse entre los mejores bancos del mundo por beneficio antes de provisiones y por eficiencia”.
  • “En los últimos cinco años, el grupo ha destinado 65.000 millones de euros a provisiones y saneamientos para reforzar el balance. Además, ha generado 18.400 millones de capital, equivalentes a 413 puntos básicos bajo criterios BIS II, y ha retribuido a sus accionistas con 28.100 millones de euros”.
  • “La posición estratégica del banco en términos de diversificación es mucho más fuerte ahora que al inicio de la crisis y ha sido un factor clave a la hora de explicar el éxito de Banco Santander en estos años”.
  • “El grupo ha conseguido una recurrencia de resultados durante la crisis muy superior a la del resto del sector. No hemos tenido ni un solo trimestre con pérdidas a lo largo de la crisis”. 
  • “La recuperación de la economía española ganará fuerza de forma gradual en 2014. Es importante avanzar en las reformas pendientes, imprescindibles para volver a tasas de crecimiento satisfactorias, y estamos en el buen camino”.

Madrid, 30 de enero de 2014. El Presidente de Banco Santander, Emilio Botín, ha anunciado un beneficio atribuido en 2013 de 4.370 millones de euros, lo que supone un aumento del 90% respecto al año anterior.  “Banco Santander es hoy más fuerte que cuando empezó la crisis. Después del fortalecimiento de balance en estos años, estamos totalmente preparados para iniciar una etapa de beneficios crecientes”. ”.

Durante su intervención en la presentación de los resultados de 2013, Botín adelantó que el consejo de administración del banco propondrá en la Junta General, que se celebrará el 28 de marzo, mantener la retribución con cargo a los resultados de 2014 en 0,60 euros por acción por sexto año consecutivo. El pago se hará mediante la modalidad de cuatro scrip dividend, que permite al accionista elegir entre cobrar el dividendo en efectivo o en acciones.

Botín explicó los puntos fuertes que explican la sólida evolución del banco:

  • Diversificación geográfica, con presencia en diez mercados principales y un adecuado equilibrio entre mercados maduros y emergentes, que aportan el 47% y 53% del beneficio, respectivamente, y reduce la volatilidad de los resultados.
  • Foco en banca comercial, de donde proviene el 87% de los ingresos del grupo.
  • Modelo de filiales autónomas en capital y liquidez. La política del grupo es que coticen sus principales filiales en cuanto las circunstancias de mercado lo aconsejen.
  • Prudencia en riesgos y un balance sólido, gracias a la naturaleza minorista del negocio.
  • Sólida posición de solvencia, con un core capital (BIS III phase in) del 11% al 1 de enero de 2014, lo que supone sumar 138 puntos básicos de core capital en 2013.
  • Holgada posición de liquidez apoyada en la fortaleza de la franquicia comercial, que permite al banco financiar la mayor parte de los créditos con depósitos, y un cómodo acceso a la financiación mayorista. El ratio de créditos sobre depósitos ha pasado del 150% en 2008 al 109% en 2013. En España este ratio es del 87%.
  • Modelo de tecnología y eficiencia que se aplica a todas las geografías y hace de Santander uno de los bancos internacionales más eficientes del mundo.

“Banco Santander es una de las instituciones internacionales que ha superado con mayor éxito la crisis financiera. Hoy somos más fuertes que en 2008 y estamos mejor preparados para afrontar los cambios en el sistema financiero y en la propia economía global”, señaló Botín. “La crisis de los últimos años ha puesto de manifiesto la importancia de contar con una cartera de negocios bien diversificada desde el punto de vista geográfico. La diversificación de Banco Santander, que era ya muy importante en 2008, la hemos aumentado durante la crisis y hoy no hay un banco en el mundo que la tenga como nosotros y es un factor clave a la hora de explicar el éxito con el que el banco ha atravesado la crisis”.

En este sentido, recordó como la crisis de ABN-AMRO permitió al grupo adquirir la filial brasileña Banco Real y convertirse en uno de los tres bancos privados de referencia en el país. “Nuestra posición en Brasil es uno de los principales elementos diferenciales del grupo”, añadió. También en Reino Unido el grupo compró en 2008 Alliance & Leicester y Bradford & Bingley, transformando un banco eminentemente hipotecario en un banco universal. “Hoy somos el único gran banco internacional con fuerte presencia en banca comercial en este país”.

En México, adquirió las carteras de hipotecas General Electric en 2010 y de ING en 2013. En Estados Unidos, compró en 2009 el 75% de Sovereign que no tenía. En Alemania, en 2010, la red de oficinas del banco escandinavo SEB; y en Polonia, la intervención de los bancos irlandeses facilitó la compra de Zachodni, a la que luego se unió la de la filial de Kredyt Bank.  En cuanto a España, “el grupo ha optado por reforzar su posición competitiva por dos vías:  ganando cuota de mercado en depósitos e integrando nuestras marcas”.

Botín destacó además que el banco ha reforzado su posición en determinados segmentos de negocio considerados estratégicos, como financiación al consumo. En este negocio, recordó la expansión de Drive (hoy Santander Consumer USA) a través de la compra de carteras y los acuerdos con Chrysler; la adquisición el año pasado del 51% de la financiera de El Corte Inglés, y los acuerdos firmados con Hyundai y Mazda para la financiación de automóviles.

También hizo referencia a China, donde el banco ha incrementado su presencia con la entrada en el capital de Bank of Shanghai. “Aunque China no es uno de nuestros mercados principales, los flujos de inversión directa y financiera entre Asia y Latinoamérica sobrepasarán a los de las economías avanzadas en pocos años, por lo que estas inversiones nos ayudarán a sacar partido de esta tendencia”, señaló.
El Presidente de Banco Santander explicó como el grupo ha profundizado en su modelo de filiales en estos años, con la salida a bolsa de Brasil, México, Chile, Polonia y la reciente colocación de la filial de consumo en EEUU. “La participación que tenemos en nuestros bancos cotizados tiene hoy un valor de mercado de 38.000 millones de euros”.

Fortaleza de balance

Botín resaltó la fortaleza de balance del banco. “Empezamos 2014 cumpliendo ampliamente los requerimientos regulatorios. El core capital del grupo con arreglo al criterio de Basilea III se sitúa en el 11%. Nuestro perfil de riesgos medio-bajo, centrado en la banca minorista, con  una cartera de crédito que en más del 60% cuenta con garantías reales y muy bien diversificada, constituye un colchón adicional para la solvencia del grupo”. También indicó que el banco ha reducido el perfil de riesgo del balance a través de menor exposición a activos problemáticos como el inmobiliario en España, de 41.000 millones de euros netos en 2008 a 11.000 en 2013. “Contamos con una posición de capital muy sólida que unida a las provisiones dotadas nos colocan en una excelente posición para afrontar la evaluación global de la banca que llevará a cabo el BCE en 2014”.

“Uniendo las decisiones estratégicas a la fortaleza de balance y cuenta de resultados, Banco Santander ha conseguido una recurrencia de resultados durante la crisis muy superior a la del resto del sector, manteniendo siempre una generación positiva de capital. No hemos tenido ni un solo trimestre con pérdidas a lo largo de la crisis”. En resumen -continuó Botín- Banco Santander ha conseguido durante la crisis cuadrar el círculo:

  • Manteniéndose entre los mejores bancos del mundo por beneficio antes de provisiones y por eficiencia.
  • Invirtiendo en operaciones estratégicas en sus diez mercados principales.
  • Destinando 65.000 millones de euros a provisiones y saneamientos para reforzar el balance.
  • Generando 18.400 millones de euros de capital hasta situarse en el 11% por Basilea III.
  • Retribuyendo a sus accionistas con 28.100 millones de euros.
  • Consiguiendo unos ratios de morosidad que son los mejores en cada uno de nuestros mercados”.

Perspectivas para 2014

El Presidente de Banco Santander calificó de “muy buenas” las perspectivas del grupo para 2014. “El objetivo será el incremento de los resultados, lo que va a venir favorecido por la mejora de la situación económica y la sólida posición de partida de Banco Santander. Estamos ahora totalmente preparados para iniciar una nueva etapa de crecimiento de beneficios. Esperamos que en los próximos tres años nuestra rentabilidad se recupere hacia niveles previos a la crisis, cumpliendo en todo momento con las nuevas normas y regulaciones en materia de capital y liquidez”.

En su opinión, la situación y las perspectivas de la economía mundial “han mejorado claramente en los últimos meses”. “Todos nuestros diez mercados principales tendrán crecimiento positivo de sus economías por primera vez en cinco años. Las economías más desarrolladas confirmarán las mejoras que ya se empiezan a notar desde el pasado verano y también las economías emergentes ofrecen signos positivos”.

En concreto, se refirió a la eurozona, que “dejó atrás la recesión el pasado verano y presenta unas perspectivas más favorables para 2014”. Para Botín, los pasos dados en la unión bancaria están teniendo ya un impacto muy positivo en el coste de financiación de los bancos. “Banco Santander apoya totalmente el establecimiento del mecanismo único de supervisión, que supondrá que en noviembre de 2014 el BCE supervise directamente a las 130 mayores entidades financieras de la zona euro. La unión bancaria permitirá que se rompa el vínculo entre la banca y el riesgo soberano y que la valoración de las entidades financieras dependa más de su fortaleza y de la calidad de su gestión que de su país de origen”.

En cuanto al sistema financiero español, Botín destacó “el profundo cambio que se ha producido en estos últimos años”  y la “gran cantidad de dinero público que ha requerido la reestructuración de las cajas”. “Es incorrecto e injusto hablar del rescate a la banca. Las ayudas de Europa y el Gobierno español por 40.000 millones de euros han ido a parar a las cajas que estaban en situación de quiebra. Los bancos no han recibido ayudas del Estado. En el caso de Banco Santander, hemos contribuido con 4.000 millones de euros al saneamiento y reestructuración de las cajas a través de Fondo de Garantía de Depósitos y de la SAREB. La contribución de los bancos ha sido y sigue siendo decisiva para que el sistema financiero español sea hoy uno de los más sólidos del mundo y para la reactivación de la economía española”.


Economía española

Por último, el Presidente de Banco Santander mostró su confianza en la situación de la economía en España, “que participa de la mejoría general de las perspectivas que se aprecia a nivel mundial”. “En 2013 hemos dejado de ser definitivamente el foco de la crisis para convertirnos en un ejemplo por nuestras reformas, que ya empiezan a dar frutos. La reforma laboral está permitiendo un mejor comportamiento del mercado de trabajo en un contexto de incipiente recuperación de la actividad. El sector privado también ha dado muestras de flexibilidad, como reflejan las mejoras de la competitividad y de nuestra posición externa. La prima de riesgo se ha reducido significativamente y la inversión extranjera está creciendo con fuerza en los últimos meses, lo que demuestra el creciente interés de los inversores internacionales por España. Y lo que es más importante, el Gobierno sigue adelante con el proceso de reformas, con proyectos fundamentales en varios ámbitos: en la fiscalidad, en las administraciones públicas, en el estímulo al emprendimiento, en el mercado interior, en la sostenibilidad de las pensiones y en las políticas activas de empleo. La economía comenzó a crecer en la segunda mitad de 2013, tras nueve trimestres consecutivos de caídas. La recuperación ganará fuerza de forma gradual en 2014, año en el que esperamos un crecimiento del 1%, en línea con lo previsto para el conjunto de la Eurozona”.

A pesar de las señales positivas, indicó que “todavía hay que ser cautos. El contexto económico será aún difícil. Que la recuperación se consolide no significa un retorno a la normalidad, si por normalidad se entiende la etapa que vivimos en los años que precedieron a la crisis. Las secuelas de la crisis tardarán en desaparecer: el desempleo, aunque ya se han producido avances en los últimos meses, se mantiene en tasas muy elevadas, por lo que el objetivo debe ser reducirlas. Estoy seguro de que mejorará paulatinamente a medida de que se vaya consolidando la recuperación; y la deuda pública y privada aún tendrá que reducirse. Es importante avanzar en las reformas pendientes, imprescindibles para volver a tener tasas de crecimiento satisfactorias, y estamos en el buen camino”. 

Compartir en redes sociales

Subir

Imprimir