Icono información

Aviso de cookies

Usamos cookies propias para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando en esta página, consideramos que acepta su uso en los términos indicados en la Política de Cookies. Más información.

Acción SAN (Madrid) Positivo 3.8955 | 3.76% | 17:35

El proceso emprendedor español se estabiliza tras verse afectado por la crisis

  • El Informe Global GEM España 2013 ha contado con el apoyo de Banco Santander, a través de su División Global Santander Universidades.
  • Más de la mitad de la población percibe el emprendimiento como una buena opción profesional y no considera el miedo al fracaso como un obstáculo.
  • Los resultados revelan que España ha disminuido el nivel de emprendimiento por oportunidad, frente al aumento de las iniciativas motivadas por necesidad.

3 de abril de 2014. El Centro Internacional Santander Emprendimiento (CISE), la Red Española de Equipos Regionales GEM, la Fundación Rafael del Pino y Banco Santander, a través de su División Global Santander Universidades, han presentado el Informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM) España 2013. El informe, elaborado con datos obtenidos a partir de encuestas a la población y a expertos, recoge las principales características del proceso emprendedor español.

Este año, el informe incluye, como novedad, dos capítulos que abordan las temáticas de mayor actualidad en torno al emprendimiento. Con la incorporación de monográficos sobre la Ley de Emprendedores y la Financiación del proceso emprendedor en España, el GEM da respuesta a las demandas de la sociedad sobre esta materia, además de proporcionar datos estadísticos acerca de toda la actividad vinculada al ecosistema emprendedor. (Ver Anexo)

Emprendimiento por oportunidad y por necesidad
El principal índice analizado por el GEM es la Tasa de Actividad Emprendedora (Total Entrepreneurial Activity-TEA), ratio que mide las iniciativas emprendedoras con menos de 42 meses en el mercado sobre la población de 18-64 años. Este indicador disminuyó entre 2008 y 2010 y, tras un aumento en el año 2011, volvió a reducirse paulatinamente, siendo en 2013 de 5,2%.

Estos valores hacen permanecer a España por debajo de la media europea y de la media de los países impulsados por la innovación, entre los que se encuentra, pero por encima de países como Francia, Bélgica y Alemania.

Mientras el peso relativo de los emprendedores con proyectos nacientes (menos de 3 meses) ha aumentado durante los últimos cinco años, el de aquellos que han conseguido convertir ese negocio nuevo en estable ha disminuido, lo que supone un ligero descenso en el conjunto de la actividad emprendedora.

En lo que respecta a este índice, es interesante observar su evolución desagregada por oportunidad y por necesidad. Si se tiene en cuenta el emprendimiento por oportunidad se observa un descenso de 5,5 puntos porcentuales respecto al 2012 (de 72,3% a 66,8%). El emprendimiento por necesidad sí observa un ligero incremento (de 26% a un 29%), situándose 11 puntos por encima de la media de los países impulsados por la innovación.

Los resultados del informe reflejan este emprendimiento por necesidad en el aumento de empresas creadas por personas desempleadas o con serias dificultades para incorporarse al mercado laboral: en numerosas ocasiones, estas empresas no son lo suficientemente competitivas como para prolongar su actividad más allá de los primeros cinco años críticos de existencia. Los datos revelan que las empresas, en general, nacen y se mantienen con un tamaño pequeño (1-3 empleados). Destaca la tasa de cierre de negocios en España, que se encuentra entre las menores en Europa.

Informe completo: http://www.cise.es/presentacion-del-informe-gem-espana-2013/ 

Descargar PDF 238 Kb

Compartir en redes sociales

Subir

Imprimir