La entidad desarrolla desde 2015 programas de voluntariado corporativo y de colaboración con diversas instituciones para ayudar y empoderar a las mujeres víctimas de este tipo de violencia.
 


Madrid, 25 de noviembre de 2019 - Nota de prensa

Banco Santander quiere mostrar un año más su solidaridad en el Día Internacional contra la Violencia de Género, un grave problema social que ha costado la vida a más de 50 mujeres en lo que va de año y ha dejado huérfanos a más de 40 menores. 

Como entidad responsable, las mujeres que atraviesan por esta complicada situación son parte del foco que el Santander pone en ayudar a colectivos vulnerables y personas en riesgo de exclusión social en su compromiso de contribuir al progreso de la sociedad. 

Santander colabora con distintas fundaciones y ONG para ayudar a las mujeres víctimas de violencia de género. “Es importante que  las mujeres que están pasando por situaciones de este tipo sepan que no están solas, que hay muchas personas que las apoyamos y queremos empoderarlas; que miren dentro de ellas, porque tienen la fuerza para salir adelante; hay empresas como el Santander que estamos dispuestas trabajando para hacer posible que rehagan su vida”, asegura Mónica Torres, directora de Cultura y Compromiso de Recursos Humanos, en Banco Santander.
 

Por su independencia económica

Con la Fundación Integra, que se dedica a ayudar a personas en riesgo de exclusión social a incorporarse al mercado laboral, la entidad desarrolla desde hace tres años el programa ‘De Mujer a Mujer’ para ayudar a estas mujeres a retomar su carrera profesional y que puedan conseguir así la independencia económica que necesitan. Durante seis meses, varias profesionales voluntarias del Santander acompañan y orientan a otras tantas mujeres que han sufrido violencia de género, para tratar de reforzar su autoestima, impulsando, redescubriendo y mejorando sus competencias profesionales y principales habilidades para que afronten con éxito su acceso al mercado laboral. En la última edición, el 80% de las participantes consiguió encontrar empleo y ambas instituciones ya preparan la cuarta edición.

“Nos gustaría pedir el compromiso de todas las empresas para apoyar a estas mujeres y darles una oportunidad laboral y que puedan demostrar de lo que son capaces, porque están preparadas, pueden hacerlo y entre todos debemos ayudar”, reafirma Torres. 

Otro ejemplo es la colaboración con la Fundación Ana Bella, cuya actividad se dirige también a mujeres maltratadas y madres separadas. Santander ha respaldado el proyecto ‘Ayuda a 300 mujeres maltratadas para que recuperen su vida como supervivientes felices’. Este proyecto, ganador de la XI convocatoria de Proyectos Sociales que anualmente convoca el banco, ha consistido en la puesta en marcha de un curso de formación para la red de 20.000 voluntarias de Ana Bella para detectar, prevenir y asesorar eficazmente a víctimas de violencia de género y ha contado con una aportación de más de 40.000 euros.
 

Santander Contigo

Por su parte, Santander España, que forma parte de la iniciativa “Empresas por una sociedad libre de violencia de género”, ha establecido un protocolo que impulsa y desarrolla medidas de sensibilización en el entorno laboral y favorece la inserción de víctimas de violencia de género a través de acciones de voluntariado y del programa Santander Contigo. 

Esta iniciativa dispone de un servicio de apoyo especializado para víctimas y familiares que proporciona información y ayuda social, psicológica y jurídica especializada, de forma anónima y bajo la más estricta confidencialidad. Está disponible 24 horas, 365 días, en el teléfono 910 755 378. También cuenta con un servicio gratuito de tele-asistencia móvil con localización geográfica por GPS.

Banco Santander desarrolla multitud de acciones e iniciativas que tienen a la mujer en el centro. Promover la igualdad de oportunidades, la inclusión, el empoderamiento y el talento femenino, la presencia de mujeres en puestos de alta dirección o la lucha contra el cáncer de mama, son objetivos de estas iniciativas.