La concienciación sobre el cuidado del planeta ha aumentado en los últimos años, en gran parte por los efectos devastadores, cada vez más patentes, que el cambio climático está provocando en él. En paralelo, han surgido también mitos en torno a la sostenibilidad. A continuación, repasamos varios de los más extendidos con algunas de las startups y scaleups verdes más destacadas de Santander X.

El Día Mundial de la Tierra surgió hace más de medio siglo en Estados Unidos. Desde entonces y hasta nuestros días, ha sido una ocasión perfecta para subrayar, a nivel global, la importancia de la protección medioambiental que, por causas como la contaminación, la superpoblación o la destrucción de la biodiversidad, se encuentra gravemente amenazada. 

Para afrontar este reto, la actuación tanto individual como colectiva, desde organizaciones sin ánimo de lucro, empresas privadas y entes públicos, es fundamental. Por ello, en Santander, además de nuestro compromiso contra el cambio climático, apostamos por la comunidad emprendedora como uno de los motores para generar soluciones hacia una economía sostenible, así como por su visión sobre el papel que cada uno de nosotros puede y debe tener frente a la urgencia climática. 

En el Día Mundial de la Tierra, algunas de las organizaciones premiadas en Santander X, la comunidad global de emprendimiento de Santander Universidades, nos ayudan a desmentir, desde su visión, algunos mitos relacionados con la sostenibilidad.

RatedPower

Ganadora de Santander X Global Award 2020, es una empresa formada por un equipo de ingenieros y desarrolladores de la Universidad Carlos III de Madrid que han desarrollado pvDesign, un software líder que fusiona ingeniería y tecnología para diseñar plantas fotovoltaicas a escala de servicios públicos, con más de 1000 GW optimizados en más de 100 países, y que consigue una oferta más económica, rápida y flexible que las firmas de ingeniería tradicionales. 

Andrea Barber, CEO de RatedPower, asegura que “existe un mito muy generalizado, y más en estos días de crisis energética, que asegura que un país no puede tener 100% de producción eléctrica renovable, porque dependemos de las energías fósiles”.

Para Barber esto es un mito, ya que es solo cuestión de voluntad que un país se abastezca al 100% con energías renovables. “Prueba de ello es Islandia, un país que cuya práctica totalidad de su energía es ya sostenible y no contaminante. Tanto hogares como industria se abastecen de energía geotérmica. Donde todavía queda algo de trabajo es en la energía de vehículos, que sí sigue siendo fósil, pero cada vez más, sus gasolineras cuentan con la opción de enchufe eléctrico”.

RatedPower, ganadora de Santander X Global Award 2020

COGO (Connecting Good)

Otro mito lo desmiente la británica Emma Kisby, CEO de COGO, una startup premiada en la categoría Be Sustainable de Santander X Environmental Challenge, con una aplicación cuyo objetivo es ayudar a millones de consumidores a comprender mejor el impacto de su huella en el planeta. 

Según la visión y la experiencia de Kisby “hay una creencia generalizada por la que se piensa que vivir de forma sostenible es muy caro. Tanto que mucha gente piensa que no se lo puede permitir”.

En este sentido, señala que “COGO no solo existe para reducir la huella de carbono de las personas, sino también para reducir gastos en el día a día. Desde nuestra aplicación, por ejemplo, promovemos la compra de ropa de segunda mano, por la que una persona puede ahorrarse hasta aproximadamente 500 euros al año, o una dieta vegana, por la que pueden llegar a ahorrarse hasta aproximadamente 800 euros”.

Además, más allá del consumidor individual, COGO está en proceso de expandir su tecnología hacia empresas -entre otras, grandes bancos- para que puedan aportar estas soluciones ecológicas a sus bases de clientes y comenzar, así, a tener un impacto real. Por ejemplo, el rastreador de huella de carbono altamente personalizado de COGO se puede combinar con la aplicación bancaria para crear una herramienta de gestión financiera ética.

COGO, premiada en la categoría Be Sustainable de Santander X Environmental Challenge

Scoobic Urban Mobility

En la misma categoría que COGO, también resultó ganadora la startup andaluza Scoobic Urban Mobility,  cuyos fundadores, incluyendo a su CEO, José María Gómez Márquez, comparten la pasión por el motor. Tanto es así que han decidido aceptar el desafío de reinventar el diseño de vehículos de última milla para hacerlos más eficaces y, sobre todo, sostenibles. 

José María está cansado de desmentir un mito muy generalizado en su industria, que asegura que “los vehículos eléctricos contaminan más que los de combustión por el proceso de fabricación de sus baterías”. Hacer caer este mito es muy sencillo, ya que en su vida útil “un vehículo de combustión emite muchísimo más CO2 que el que se puede generar durante la fabricación de una batería eléctrica. Además, en Scoobic, cuando se gasten, las reciclaremos, lo cual reducirá las emisiones en un 70%”.

Scoobic Urban Mobility, premiada en la categoría Be Sustainable de Santander X Environmental Challenge

Plastecowood

Plastecowood también resultó ganadora de Santander X Environmental Challenge en la categoría Be Mindful, que buscaba soluciones que fomentaran la financiación y las inversiones verdes. Este proyecto reprocesa residuos plásticos para producir tablas de madera plástica duradera y ecológica, un producto que puede sustituir madera real, metal, hormigón o plástico virgen en variedad de aplicaciones. El material es 100% reciclable al final de sus aproximadamente 30 años de vida útil.

Henning von Spreckelsen, CEO de la startup, asegura que “en el sector de la construcción y el diseño de muebles hay un mito generalizado por el que se cree que la madera, el hormigón o el acero se tienen que seguir usando en el futuro de la misma forma en la que se han usado en el pasado, sin que existan alternativas para distintos usos de estos materiales”.

Lo que nosotros creamos, a partir de residuos plástico, es el Smartawood, un sustituto de larga duración para madera, hormigón y acero. Por cada tonelada de este material, se ahorran 700 kg de materia prima, se reciclan 25.000 residuos plásticos y se salvan dos árboles y medio.

Plastecowood, premiada en la categoría Be Mindful de Santander X Environmental Challenge
Te puede interesar