Llevamos 9 años consecutivos siendo nombrados el banco más sostenible de España y este año hemos sido designados el más sostenible del mundo. Esta distinción reconoce nuestro compromiso con los clientes, los accionistas, los inversores, los empleados y las comunidades de todos los países en los que tenemos presencia. 
 

El desarrollo de nuestra actividad de una manera sostenible es una de nuestras prioridades. Por ello, durante los últimos 19 años, hemos sido incluidos en el ranking mundial del Dow Jones Sustainability Index (DJSI), la principal referencia internacional sobre la sostenibilidad de las empresas en sus políticas medioambientales, económicas, sociales y de gobierno corporativo. 

En esta ocasión, además de tener presencia en el Índice, nuestra clara apuesta por la sostenibilidad nos ha llevado a liderar el ranking, convirtiéndonos en el banco más sostenible del mundo entre un total de 175 instituciones financieras. 

“Ser el banco líder global del Dow Jones Sustainability Index muestra que estamos ejecutando nuestra estrategia con éxito”. 

Son las palabras de nuestra presidenta, Ana Botín, tras conocer que alcanzamos una puntuación total de 86 puntos sobre 100 y la máxima calificación (100) en diversas áreas evaluadas por la publicación DJSI, como política fiscal, protección de la privacidad, información medioambiental, ciudadanía corporativa y filantropía, e inclusión financiera. 


La sostenibilidad, nuestra seña de identidad

Como uno de los mayores bancos del mundo, hace 5 años nos fijamos la estrategia de aumentar la vinculación de nuestros 140 millones de clientes, y transformar nuestro banco para ser una compañía más responsable y sostenible.

Este compromiso nos ha llevado a convertirnos en líderes mundiales en financiación de proyectos sostenibles, tras haber movilizado cerca de 50 000 millones de euros entre 2015 y 2018. Además, en 2018 proporcionamos educación financiera a más de 360 000 personas en todo el mundo y apoyamos a más de 270 000 micro emprendedores en América Latina. Y somos la compañía que más invierte en educación del mundo, según la fundación Varkey, después de destinar en 2018 un total de 121 millones de euros a becas y convenios universitarios.

El camino ya está marcado. “Sin ser complacientes, avanzaremos sobre estas sólidas bases, ya que sabemos que queda mucho por hacer” afirma Ana Botín.   

Te puede interesar