El ejercicio de la actividad humana está pasando factura a nuestro entorno. Por ello, todos los sectores de la sociedad deben actuar para revertir esta situación. En Santander contamos con múltiples iniciativas para contribuir al cuidado del  medio ambiente.

La Tierra ya ha perdido 178 millones de hectáreas de bosque en treinta años, mientras el aumento del nivel del mar se ha acelerado debido al deshielo de nuestro planeta, tal y como alertan  desde la Organización de las Naciones Unidas

Por todo ello es clave, para nosotros en Santander, contribuir no solo a frenar el deterioro de nuestro entorno, si no a contribuir en la conservación y restauración de nuestros ecosistemas y alcanzar así un equilibrio entre el crecimiento económico, el bienestar social y la protección del medio ambiente. Con este fin, impulsamos y colaboramos en diversas acciones para preservar nuestro planeta. 

Voluntarios
Voluntarios

En Norteamérica, concretamente en México, colaboramos con la iniciativa ‘Reforestamos’ por el desarrollo sostenible de los bosques, gracias a la cual se recaudaron más de 1.200.000 pesos a través de donativos en nuestros cajeros. Mientras, en Sudamérica, impulsamos diferentes acciones para preservar el medio ambiente. En Chile, por ejemplo, participamos en el Proyecto Parque el Durazno, cuya primera etapa ya se ha completado, y que tiene como objetivo restaurar áreas degradadas y proteger el ecosistema de un sector de La Comuna de Canela, IV Región, para controlar la erosión e implementar corredores biológicos para su fauna nativa. 

Por otro lado, en Argentina, colaboramos en la conservación de los ecosistemas mediante acciones de voluntariado como la limpieza de playas junto a la Fundación Vida Silvestre, y con organizaciones de impacto social como la cooperativa el Corre Camino, que se dedica a la recogida de residuos y ha dado empleo a decenas de personas en exclusión social. Si nos fijamos en Brasil, allí se produjo en 2020 una firma histórica con Bradesco e Itaú Unibanco para el desarrollo sostenible y la preservación de la Amazonia.

Al otro lado del Atlántico, en Europa, exactamente en España, contamos con el Plan Natura, nuestra iniciativa para la conservación del entorno, que incluye diversas actividades para la reforestación de bosques, limpieza de playas y riberas o colocación de cajas nido, entre otros y en las que participan centenares de empleados voluntarios del Santander. De este modo, logramos mantener nuestra apuesta por el cuidado de los ecosistemas con la colaboración voluntaria de nuestros profesionales. 

Mireia Belmonte y Santander Natura

La historia de Santander España en este sentido se remonta a muchos años atrás con innovadoras iniciativas tan importantes en su momento como los Proyectos Cero sobre Especies Amenazadas, desarrollados para responder a uno de los grandes retos de la sociedad, como es la conservación de la biodiversidad, y que Santander impulsó durante cuatro años en colaboración con el CSIC y la Fundación General CSIC.

Tortuga
Tortuga

En esta geografía, este mismo año, y de la mano de la Fundación Banco Santander, hemos llevado a cabo la primera convocatoria Santander for the Seas, con la que apoyamos a proyectos destinados a la conservación y la recuperación de hábitat y especies singulares de mares y océanos. Pero esta no es la única acción llevada a cabo desde la Fundación Santander. En los últimos años, hemos colaborado, y lo seguimos haciendo, con distintas organizaciones para la recuperación del patrimonio natural

En Polonia, por su parte, vamos a participar en el Proyecto Generacja (REgeneración), una iniciativa del  PNUMAGrid que forma parte de la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, y cuyo objetivo es la conservación de ecosistemas. Durante seis meses, nos convertiremos en conservadores de uno de los ecosistemas protegidos del país (16,35 hectáreas de praderas y pastizales en la zona de las montañas Mała Czantoria y Wielka Czantoria en la Baja Silesia). Al igual que en otros puntos del planeta, el compromiso del Santander en Polonia no es nuevo, con acciones anteriores de lucha para la conservación del medio ambiente como nuestra participación y colaboración en el #Trash Challenge, un reto viral a nivel internacional para mostrar acciones que intentan salvar el planeta.

Todas estas acciones para la conservación de los ecosistemas en diferentes países forman parte de nuestra estrategia como banco responsable y de nuestro compromiso por contribuir a la consecución de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

Niña regando plantas
Niña regando plantas

Nuestra sede, ejemplo de nuestro compromiso con el medio ambiente

Nuestro trabajo para contribuir a la protección y conservación del medio ambiente ya comienza en nuestra sede corporativa, pues el cuidado del ecosistema y la reducción de las emisiones de CO2 de la Ciudad Financiera, ubicada en Boadilla del Monte, Madrid, es un claro ejemplo de nuestro compromiso en esta materia. 

Olivos en la Ciudad Financiera Grupo Santander
Olivos en la Ciudad Financiera Grupo Santander

Allí, hemos logrado impulsar un enclave perfecto para la convivencia de más de 60 especies. Y de este modo, hemos contribuido a la mejora del entorno natural de la zona. 

¿Cómo lo hemos hecho? Nuestra sede corporativa se expande a lo largo de 215 hectáreas, de las que 170 son zonas verdes, y está diseñada para conjugar funcionalidad y respeto al medio ambiente, con un impacto mínimo en el entorno. Así, encontramos amplios jardines constituidos por más de 20.000 árboles de más de 40 especies, entre los que hay olivos, que son el símbolo de la ciudad, alcornoques, robles americanos, chopos, fresnos, álamos y frutales, entre otros, y alrededor de 150 especies de arbustos.

Te puede interesar