La plataforma en la nube de Santander mejora la experiencia del cliente gracias al uso de la última tecnología, que permite ofrecer servicios y aplicaciones innovadores con foco en el cliente y mejores tiempos de respuesta.

"Santander desarrolla uno de los proyectos de adopción en la nube más rápidos del mundo para una compañía global", señala Dirk Marzluf, responsable de Tecnología y Operaciones de Santander. El objetivo es completar el proceso para 2023, lo que hará de Santander un banco totalmente digitalizado que ofrece los mejores servicios digitales con el apoyo de una sólida red de expertos en las sucursales.


ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 13/10/2021 - NOTA DE PRENSA
La transformación digital de Banco Santander va más rápido de lo previsto gracias a que más del 60% de su infraestructura tecnológica de todo el mundo ya se ha migrado a la nube (cloud). Es un importante hito que sitúa a Santander a la cabeza entre los grandes bancos europeos con la mayor proporción de infraestructura tecnológica en la nube. Este salto mejora los procesos, permite innovar con rapidez y está mejorando significativamente la calidad del servicio.

La plataforma en la nube de Santander mejora la experiencia del cliente gracias al uso de la última tecnología, que permite ofrecer servicios y aplicaciones innovadores con foco en el cliente y mejores tiempos de respuesta. Por ejemplo, los cajeros automáticos dan hoy una respuesta casi inmediata, cuando antes podían tardar hasta 10-20 segundos en algunos casos. Además, el banco ahora es capaz de ofrecer nuevas funcionalidades a sus clientes en cuestión de horas, cuando antes se tardaba días.

Santander también usa la nube para los servicios de pagos más disruptivos con PagoNxt, una nueva compañía autónoma y nativa en la nube que acaba de crear el banco. Gracias a esta tecnología, PagoNxt está desarrollando rápidamente plataformas globales de forma más segura para dar el mejor servicio a los clientes.

Santander apoyó a sus 148 millones de clientes de sus mercados de Europa y América con acceso a servicios financieros clave durante la pandemia gracias al uso de la tecnología en la nube. En cuestión de días, más de 100.000 empleados pudieron trabajar desde casa como si estuvieran en la oficina. La nube también ayudó al banco a asumir el crecimiento de la actividad digital en 2020 (+60%), una tendencia que se mantiene este año.

El objetivo del banco es completar el proceso para 2023, lo que convertirá a Santander en un banco totalmente digitalizado que ofrece los mejores servicios digitales con el apoyo de una sólida red de expertos en las sucursales.

Dirk Marzluf
Dirk Marzluf

Dirk Marzluf, responsable global de Tecnología y Operaciones de Banco Santander, dijo: “Ayudar a nuestros clientes y proporcionarles la mejor experiencia es clave para Santander. Para conseguirlo, estamos innovando y trasladando nuestros servicios a las mejores plataformas en la nube. Hemos realizado una de las migraciones más rápidas del mundo para una compañía global, con 200 nuevos servidores en la nube cada día laborable durante los últimos dos años. Gracias a ello, estamos avanzando para convertirnos en la mejor plataforma abierta de servicios financieros”.

La exitosa plataforma en la nube de Santander está construida con las mejores capacidades, tanto propiedad del banco como de provedores. Gracias a ello, es innovadora, flexible, ágil, eficiente y garantiza la protección de los datos y los activos. Así también proporciona a sus 16.500 desarrolladores de software e ingenieros un entorno moderno y de alto rendimiento para crear aplicaciones con foco en el cliente, al tiempo que aumenta su atractivo para captar al mejor talento. Por ejemplo, durante el pasado año el banco contrató a 3.000 ingenieros, de los que cerca de 1.000 fueron en España. 

El despliegue en la nube está permitiendo avanzar al banco para convertirse en la mejor plataforma de servicios financieros. Este proceso también reduce el consumo de energía de la infraestructura tecnológica del banco en un 70%, lo que contribuye a los objetivos de banca responsable de Santander.

El Programa Cloud del Grupo y nuestra estrategia de transformación digital han hecho posible ofrecer soluciones innovadoras

En el Grupo Santander trabajamos indistintamente en nube pública y privada dependiendo de la naturaleza de los proyectos y de los retos que tengamos por delante. Esta versatilidad nos aporta seguridad y rapidez en la toma de decisiones y en la entrega de funcionalidades. Cada carga de trabajo estará en el lugar óptimo teniendo en cuenta factores tan importantes como la seguridad y el rendimiento.

Hemos sentado las bases para la adopción de la nube en el banco, estableciendo arquitecturas de referencia y buscando un modelo federado entre las entidades del Grupo. Además, utilizamos KPIs que nos permiten tener una imagen clara de la evolución del servicio end to end.

La metodología ágil permite a los equipos entregar resultados valiosos mucho más rápido y con un riesgo reducido. DevOps integra a los desarrolladores y los equipos de operaciones para mejorar la colaboración y la productividad mediante la automatización de la infraestructura y de los flujos de trabajo y la medición continua del rendimiento de las aplicaciones. Esta forma de trabajar tiene que ser impulsada a todos los niveles de la organización, tratando de unir a personas con diferentes habilidades y dándoles los recursos adecuados para que puedan cumplir con éxito sus objetivos.

Dirk Marzluf, responsable de Tecnología y Operaciones de Banco Santander, y profesionales de su equipo hablan sobre la nube de Santander

Banco Santander (SAN SM, STD US, BNC LN) es un banco comercial fundado en 1857 con sede en España. Cuenta con una presencia relevante en 10 mercados clave de Europa y América, y es uno de los mayores bancos del mundo por capitalización bursátil. Tiene la misión de contribuir al progreso de las personas y de las empresas haciendo las cosas de forma sencilla, personal y justa. Santander está avanzando en banca responsable y para ello se ha puesto varios objetivos, entre ellos facilitar más de 120.000 millones de euros en financiación verde de 2019 a 2025 y la inclusión financiera de más de 10 millones de personas en el mismo periodo. A cierre de 2020, tenía más de un billón de euros en recursos totales de la clientela, 148 millones de clientes, de los que 22,8 millones son vinculados y 42,4 millones son digitales, 11.000 oficinas y 191.000 empleados.