Fue en el año 2020 cuando en Banco Santander alcanzamos nuestro objetivo de ser neutro en emisiones de carbono. Por aquel entonces, en Elmsbrook, una pequeña zona residencial de la ciudad de Bicester, situada a 18 km al nordeste de Oxford, daban los primeros pasos para convertirse en la primera ecociudad de Reino Unido. Hoy es una pequeña comunidad formada por 400 casas eficientes que cuidan del planeta gracias a los paneles solares instalados en sus tejados. Además, la ciudad está rodeada de calles por las que circulan autobuses eléctricos y todo tipo de vehículos de movilidad sostenible.

El esfuerzo y el trabajo de los que un día creyeron que era posible que este sueño pudiese hacerse realidad han convertido a Elmsbrook en una inspiración para otras muchas ciudades. De la misma manera, lo ha sido para nosotros en el Grupo Santander, que llevamos años trabajando en busca de soluciones que contribuyan al progreso de las personas y de las empresas en la transición hacia una economía verde. Nuestra vuelta a la Fórmula 1 (F1), como patrocinador de Ferrari, es una muestra de ello. Acompañamos a la escudería italiana en su reto de alcanzar la neutralidad en carbono en 2030 y, de esta manera, contribuir a la ambición de la F1 de alcanzar las cero emisiones netas ese año. La gama de soluciones para contribuir a descarbonizar el sector que ofrecemos ayuda al sector automovilístico a progresar y genera un cambio real en la lucha contra el cambio climático.

ElmsBrook, primera ecociudad de Reino Unido

Desde su creación, la Fórmula 1 lleva 70 años siendo el mejor banco de pruebas para los desarrollos tecnológicos que van desde la aerodinámica hasta el diseño de frenos, pasando por la reducción del consumo de combustible o el desarrollo del primer motor que será neutro en carbono. Para continuar esta estela, desde Santander, hemos puesto a disposición de Ferrari una amplia gama de soluciones enfocadas en el desarrollo de avances tecnológicos y contribuir, así, a la sostenibilidad del sector.

Mediante este patrocinio, y trabajando en estrecha colaboración de la mano de Formula One Management (FOM), propietario de la F1, y Ferrari, tenemos la oportunidad de impulsar el cambio hacia un modelo sostenible. Nosotros apoyaremos en el proceso a reducir las emisiones y llegar a ser huella cero en emisiones de CO2 para que Ferrari también emule a la ecociudad de Elmsbrook. Juntos formamos un equipo dispuesto a teñir de verde a la industria automotriz y, por tanto, a contribuir a la sostenibilidad del sector y al beneficio de la sociedad en su conjunto.

Te puede interesar