Empleados Empleados

Ningún sector de nuestra sociedad puede ser entendido sin la igualdad entre hombres y mujeres. Por eso, empresas, instituciones y organizaciones enfocamos la diversidad de género como un factor elemental para el progreso social. En Santander formamos parte de este objetivo y trabajamos para acercarnos cada vez más a él.

La igualdad de género es un derecho humano fundamental y un factor clave para conseguir un mundo pacífico, próspero y sostenible. A pesar de esta evidencia, todavía hay datos que preocupan: en el ámbito laboral, las mujeres siguen ganando un 19% menos que los hombres, según el Informe Global sobre Salarios 2018-2019 de la Organización Mundial del Trabajo. 

Aún queda mucho por hacer. En Santander somos conscientes de ello y nos esforzamos para aplicar diversas medidas corporativas y planes de igualdad en las geografías en las que operamos. 

Basic RGB

Equidad salarial    

La equidad salarial de género se calcula comparando salarios entre hombres y mujeres que realizan el mismo trabajo, en el mismo nivel, y en la misma función. Garantizar la igualdad en este campo siempre ha sido una de nuestras premisas corporativas. Y ya hemos empezado a recoger los frutos de nuestro trabajo, pues en 2019 la brecha de equidad salarial descendió entre nuestros empleados hasta situarse en un 2%, lo que supone una mejora del 33% sobre la cifra de 2018 (3%).  

Esta reducción ha sido posible gracias a la metodología que hemos puesto en marcha en Santander. En primer lugar, hemos creado estándares rigurosos para la promoción y sucesión, y hemos creado un pool de talento para asegurar la diversidad. Además, lo hemos acompañado de comunicaciones de la Dirección e iniciativas de mentoring y networking. Nuestro objetivo en firme es conseguir la equidad salarial de género para 2025.

Igualdad de oportunidades

Para nosotros, garantizar la igualdad de oportunidades en todos los niveles es una prioridad. El 55% de nuestra plantilla son mujeres. Sin embargo, este porcentaje se reduce en los puestos de dirección. De cara a mejorar estas cifras, hemos establecido una serie de objetivos tales como elevar la presencia actual de mujeres en el Consejo de Administración de un 30% a un nivel de entre el 40% y el 60% en 2021. 

Estamos muy orgullosos de todo lo que ya hemos logrado, pues en este aspecto y desde 2017, se han duplicado las promociones de mujeres a los puestos más altos. 

Conciliación

La importancia de la conciliación entre la vida profesional y personal es fundamental para las personas que trabajan. Con el fin de garantizar que nuestros empleados puedan compaginar su trabajo con su vida fuera de la oficina, en Santander hemos desarrollado unos estándares mínimos para las bajas de maternidad y paternidad en la mayoría de las geografías en las que operamos. También hemos puesto a disposición de nuestra plantilla un sistema que les permite flexibilizar su lugar y sus horas de trabajo. 

Nuestra ambición es convertirnos en unas de las mejores empresas del mundo para trabajar porque nuestra plantilla es nuestro mayor valor. 

Te puede interesar