Última actualización: 05/08/2020

La pandemia de covid-19 ha puesto en cuestión nuestras rutinas, nuestras economías y nuestra confianza en la planificación para el futuro, por no mencionar la salud y la supervivencia de los afectados. En Santander, siempre estamos trabajando para contribuir a que la sociedad tenga un futuro mejor. En este sentido, hemos participado recientemente en el webinar “El mundo post COVID: El panorama fintech”, patrocinado por el Institute of International Finance, con el fin de explorar los próximos pasos para el sector de servicios financieros.

El mundo post COVID: El panorama fintech


En nuestro negocio, la banca y los servicios financieros, nos enfrentamos a unos niveles históricos de incertidumbre. Y aunque la pandemia está lejos de llegar a su fin, es conveniente pensar en nuestro mundo post covid. En este reciente webinar participó, entre otros, Aiaz Kazi, Chief Platform Officer de Santander, junto con representantes de Ping An, un conglomerado chino de seguros y servicios financieros, la Autoridad Monetaria de Singapur (MAS) y la RegTech Association. Las tres conclusiones principales del debate sobre este tema son tres:


Primera prioridad: ayudar a las pymes y a los particulares a hacer frente a la crisis

Al igual que en todas las crisis, la pandemia de covid-19 está causando daños de manera desigual. Tal y como destacó recientemente la consultora de análisis de mercado CB Insights: “En situaciones de crisis económica, las pequeñas y medianas empresas (pymes) suelen ser las más afectadas. A diferencia de las compañías más grandes y consolidadas, tienen colchones de liquidez pequeños y dependen del capital externo para sostener el crecimiento".

Tan pronto como se aclaró el peligroso alcance de la pandemia, Santander respondió estableciendo 70 medidas específicas en cada país por valor de miles de millones de euros, para ayudar directamente y aliviar especialmente a las pymes y los particulares. A modo de ejemplo, en el mes de abril promediamos 1.100 millones de euros de préstamos al día a través de líneas de crédito específicas para pymes y corporaciones. Nuestro esfuerzo se suma al de otras organizaciones globales como las Naciones Unidas, que también han ofrecido ayuda a pequeñas empresas afectadas por la pandemia.

Con estas medidas, nuestro objetivo en Santander es hacer uso de nuestra posición de fortaleza para ayudar a nuestra sociedad, a nuestros colaboradores y a nuestros clientes.
 

Siguiente: estimular la innovación para contribuir al progreso de las personas y las empresas

La historia nos ha enseñado que la adversidad puede estimular la innovación, porque nos obliga a adoptar una perspectiva diferente, a ver las cosas de una manera que no veíamos antes. En esta época de pandemia, ¿cómo podemos reconocer y cultivar innovaciones que ofrezcan nuevas formas de trabajar y vivir, contribuyendo al progreso de las personas y de las empresas en el futuro? En Santander, ayudamos a conformar los cambios necesarios impulsando a las pymes, a las startups y a los emprendedores motivados a abordar los retos que plantea la pandemia.

Lanzamos el desafío de innovación Santander X Tomorrow como parte del plan de respuesta global a la covid-19 por valor de 100 millones de euros. El desafío Santander X Tomorrow premiará a un total de 20 emprendedores para ayudarles a desarrollar soluciones innovadoras para mitigar las consecuencias socio-económicas de la pandemia.

Además, hemos sido patrocinadores de los recientes hackathon y matchathon #EUvsVirus. Durante el hackathon, más de 2.100 equipos multidisciplinares de varias nacionalidades generaron soluciones innovadoras para desafíos relacionados con el coronavirus. Impulsamos el desafío de “Nuevos modelos de negocio resilientes” en la categoría de Continuidad de Negocio, adjudicando 10.000 euros a tres equipos ganadores, y establecimos alianzas con ocho equipos ganadores en el siguiente matchathon.
 

A largo plazo: todo depende de la confianza

Aunque la innovación es crucial, por sí sola no basta. Incluso las visiones más creativas y positivas para un mundo post covid-19 fallarán sin una sólida base de confianza. Es decir, pasar de forma inteligente a una era post covid-19 significa saber en quién y en qué confiar, y hacerlo de forma cada vez más digital. El Foro Económico Mundial y otros organismos creen que la covid-19 ha aumentado la dependencia de las tecnologías digitales, desde el trabajo en remoto y el aprendizaje a distancia hasta la telesalud y los pagos contactless.

Mucho antes de la pandemia actual, pudimos ver cómo los datos se convirtieron en la nueva moneda del mundo digital. Al igual que las personas afirman en repetidas ocasiones que es más probable que confíen su dinero a los bancos, cabe esperar que tengan una confianza similar en lo que respecta a sus datos. La pandemia ha acelerado enormemente la necesidad de una confianza digital. Por eso, la confianza digital se sitúa en el centro de nuestra plataforma abierta.

La covid-19 nos ha obligado a volver a evaluar muchas de las cosas que dábamos por sentadas. También ha puesto de relieve las debilidades y fortalezas que existían mucho antes de la pandemia. En Santander, estamos aprendiendo las lecciones de la covid-19 para reafirmar nuestros valores fundamentales: Sencillo. Personal. Justo. Y buscar nuevas y creativas formas de extender la confianza digital a todo nuestro ecosistema.

Te puede interesar