Antes de la llegada de la pandemia, María Alejandra se dedicaba a la venta de cerámicas, hacía manualidades de fieltro y vendía por catálogo. Cuando su esposo fue despedido de su empleo, la familia perdió su principal fuente de ingresos. Sin embargo, esta emprendedora no puso límites a las posibilidades a su alcance.

Los efectos de la covid-19 en la economía mexicana supusieron el cierre en 2020 de más de un millón de pymes y microempresas, lo que supone más del 20% del total en el país. Aun así, María Alejandra no se dejó vencer por las circunstancias y tomó la determinación de reinventarse abriendo un pequeño negocio de antojería mexicana en medio de una situación tan abrumadora. En su nuevo negocio ofrecía comida tradicional como quesadillas, gorditas, tostadas, pambazos y sopes.

La historia de María Alejandra

Según nos dice, una de sus principales motivaciones para emprender fue lograr que una de sus hijas terminara la universidad. Con las clases en formato virtual, tuvo que incurrir en varios gastos adicionales, entre ellos la contratación del servicio de internet para su hogar, el cual en este nuevo contexto se había convertido en imprescindible.

Tras haber accedido a un crédito de Tuiio, María Alejandra comenzó a recibir nociones financieras a través de los cursos de estrategias de ahorro y manejo de finanzas que este programa de microfinanzas de Santander México ofrece a todos sus clientes.

El conocimiento adquirido le permitió  familiarizarse más con la bancarización tradicional y digital, y reducir así la dependencia exclusiva del efectivo para ahorrar o realizar pagos y transacciones; de esta manera aprendió a hacerlo todo en línea y de manera instantánea.

Además, mediante la enseñanza de conceptos financieros, María Alejandra desarrolló el criterio para tomar mejores decisiones sobre cómo administrar sus recursos, contribuyendo así a la seguridad y protección de sus finanzas. 

Poco a poco su negocio se ha ido consolidando y según nos ha contado, ya ha comenzado a incluir algunos postres en su carta.

María Alejandra nos dice que “Tuiio me ha cambiado la vida,” ya que el microcrédito le permitió establecer un negocio y sostener lo que ella más valora: su familia. 

Santander México ha sido reconocido como “Mejor Banco de Inclusión Financiera en México” en noviembre de 2020 por la revista International Finance Magazine (IFM) por la iniciativa Tuiio, que ha atendido a más de 226.000 clientes, de los cuales un 92% son mujeres. Desde su creación en 2017, Tuiio ha otorgado más de 453.000 créditos por un monto de 130 millones de euros (unos 3.081 millones de pesos).   Tuiio ha otorgado más de 245.000 créditos a personas del segmento de bajos ingresos durante la pandemia (marzo 20 a junio 21). 

Santander Finanzas Para Todos es la respuesta de Banco Santander para promover la inclusión financiera. Contribuimos al progreso de la sociedad en los países en los que estamos presentes mediante el acceso a productos y servicios financieros básicos para apoyar la actividad productiva de personas en riesgo de exclusión, incluso en zonas remotas, y el impulso de la educación financiera. De este modo avanzamos en nuestro compromiso de empoderar financieramente a 10 millones de personas para 2025 a través de iniciativas como Tuiio (México), Prospera (Brasil, Uruguay), Surgir (Perú) y Superdigital (Brasil, Chile, México, Argentina), estos dos últimos en expansión en Latinoamérica, además de otras iniciativas.

Te puede interesar