La movilidad internacional es un componente esencial para el desarrollo global de una organización. Promover la multiculturalidad y la convivencia representa una ventaja en la carrera profesional de cualquier trabajador. En este sentido, nuestro banco impulsa el programa Mundo Santander, una iniciativa que permite a nuestros empleados ampliar sus conocimientos, desarrollar nuevas competencias y compartir sus experiencias con compañeros de otros países.
 

André Novo

Desde su puesta en marcha en 2008, más de 1.900 personas de 28 nacionalidades han participado en Mundo Santander.

En un mundo globalmente conectado, donde la comunicación entre países es inmediata y las relaciones laborales son cada vez más flexibles y se presentan de formas diferentes, la movilidad internacional supone una palanca de desarrollo para las empresas y sus trabajadores.

Una muestra de ello es el caso de André Novo, un empleado de Santander Brasil que, gracias al programa Mundo Santander, tuvo la oportunidad de trabajar en España. Y es que este programa permite a los empleados del Grupo participar en proyectos del banco en otros países con el objetivo de promover el talento y el desarrollo profesional. Durante tres meses, los integrantes del programa inician un nuevo reto laboral en el cual adquieren nuevos conocimientos y competencias que enriquecen su futuro profesional. 

En su estancia en España, André aprendió a analizar la oferta global de otros bancos y a compararlos con los del Santander para crear estrategias que mejoraran nuestros servicios. “Tuve la oportunidad de aprender sobre diferentes mercados y cómo funciona el negocio en cada uno de ellos”, explica. Desde su puesta en marcha en 2008, más de 1.900 personas de 28 nacionalidades como André han participado en el programa.

Mundo Santander supone también una excelente oportunidad para compartir experiencias con compañeros de países y culturas diferentes. “Puedes poner en práctica todos tus conocimientos trabajando en un proyecto que va a tener un impacto en el país donde se encuentre. Y todo esto mientras aprendes un idioma diferente. Además, tienes la posibilidad de vivir una cultura diferente y de conocer gente nueva”, señala André.

Además, con Mundo Santander, nuestros empleados conocen diferentes herramientas y metodologías para solucionar los problemas que se encuentran en el camino. “El desafío de estar solo en un país nuevo durante tres meses me ayudó a ser más comunicativo para hacer amigos, hablar con ellos y hacer preguntas sobre cómo funcionan las cosas allí“, explica André.

Así, Mundo Santander ofrece la oportunidad a nuestros equipos de conocer y trabajar con personas con otras culturas y métodos de trabajo. Con programas como este buscamos que nuestros empleados regresen a sus países de origen como regresó André al suyo: “Siendo un profesional con mucha experiencia, conocimientos, un nuevo idioma y amigos que estarán conmigo durante toda mi carrera y mi vida”.

Te puede interesar