Las compras online van en aumento. Desde alimentación, ropa, juguetes o dispositivos electrónicos, muchos de nosotros hemos sucumbido ante la facilidad de las compras por Internet. Si eres un comprador habitual, o todavía estás experimentando, tenemos unas recomendaciones de seguridad para tu próxima compra.
 

Asegúrate de que la tienda online en la que harás tu compra es legítima

  • Si no has hecho nunca una compra o es un sitio nuevo para ti, revisa qué tipo de reputación tiene basándote en los comentarios de otros usuarios.

  • Si es una tienda conocida a nivel general, comprueba que la dirección web del comercio es la correcta. Esto es importante especialmente si llegas a la tienda a través de un enlace de texto, e-mail o redes sociales. 

  • Procura siempre navegar por sitios web que comiencen por HTTPS, no HTTP, especialmente cuando manejas información sensible o realizas algún pago.

Haz tus pagos seguros

Normalmente, los comercios te ofrecen la posibilidad de pagar con tarjeta de débito o crédito. En algunos casos tendrás la opción de utilizar otros métodos de pago como transferencia bancaria, PayPal, ApplePay, GooglePay o AmazonPay, entre otros. Familiarizarte con estos métodos y conoce la protección que te ofrecen (por ejemplo Verified by Visa o MasterCard Secure). Estos servicios añadirán una capa extra de seguridad en el momento de validar tu pago.

Guíate por tu instinto

Solo porque sea online no quiere decir que debas ignorar tus instintos o algunos aspectos básicos de seguridad.

  • Piensa antes de hacer clic o responder: Si recibes un e-mail por parte de un comercio con una oferta muy buena para resistirse y además no la esperabas, debes buscar señales de phishing.

  • Mantén tus contraseñas seguras: Si necesitas crear una cuenta en la web del comercio online no reutilices tus contraseñas (especialmente aquellas que usas para tus cuentas bancarias).

  • Sé discreto online y en público: Si no te sientes cómodo compartiendo ciertas cosas en tus redes sociales, sencillamente no lo hagas. Controla lo que publicas y con quién lo haces.

  • Protege tu información y tu equipo: Si estás conectado a una red Wi-Fi pública, espera a hacer esa compra desde tu casa o tu oficina.

  • Si sospechas repórtalo: Si algo sale mal o sientes que hay algo extraño, notifícalo a tu banco o proveedor de pago inmediatamente.

Comprar online debe ser divertido, no debe darte problemas. Permanece atento, sé ciberseguro.

Te puede interesar