En un momento en el que el coronavirus está afectando a la movilidad en todo el mundo, es indiscutible que los pagos digitales han adquirido más importancia que nunca. Santander quiere que aquellos que todavía utilizan dinero en efectivo para pagar entiendan las ventajas de los pagos digitales.


En esta época de incertidumbre, nuestra misión —contribuir al progreso de las personas y de las empresas— nos impulsa a asumir el desafío de facilitar la transición de los pagos físicos a los digitales, ayudando tanto a los clientes como a los no clientes. Aunque el efectivo sigue suponiendo más del 50% de las transacciones globales1, Santander tiene el compromiso de apoyar los pagos digitales diarios y preservar la relación directa tanto con los clientes como con los comercios. 

Dejar de utilizar el dinero en efectivo supone un obstáculo para las personas más vulnerables de la sociedad, que son más propensas a quedar excluidas en el ámbito digital. En todos los países en los que opera, Santander ha ampliado los canales digitales y remotos de atención a clientes a lo largo de la pandemia con el fin de ayudar a aquellos que utilizaban servicios en Internet por primera vez. En México, incorporamos 400 agentes adicionales para dar soporte a consultas de clientes. En Portugal, ofrecimos transferencias bancarias gratuitas a través de nuestros canales digitales. Teniendo en cuenta las restricciones a la movilidad que ha impuesto la pandemia en todo el mundo, Santander ha producido este vídeo educativo para aumentar la confianza del consumidor y ayudar a las personas a ser activas digitalmente, a medida que pasamos a una sociedad y una economía más digitales.

Disfruta de una experiencia de pago fluida y sin contacto: la forma más segura de pagar



Las tarjetas y wallets de Santander ofrecen una experiencia fluida y sin contacto. Apoyamos a las pymes para que sean más competitivas en un mundo digital ofreciendo la mejor experiencia nacional e internacional. 

En Santander entendemos los pagos no sólo como un servicio sino también como una experiencia. Los pagos deben ser accesibles sobre la marcha, sin necesidad de llevar dinero en efectivo, acudir a un cajero automático o incluso estar físicamente presente para pagar.  Con el fin de contribuir a que el dinero siguiera moviéndose por todo el mundo, lanzamos PagoFX en abril en el Reino Unido (pronto estará disponible en más países), eliminando las comisiones de las remesas durante los primeros meses. 

El pago sin contacto es positivo tanto desde el punto de vista de la salud como de la seguridad.  Pasar de dinero en efectivo a dinero digital permite a los clientes realizar pagos de forma más sencilla e inmediata, además de permitirles realizar un seguimiento de sus gastos, evitar suplantaciones de identidad, controlar sus presupuestos y promover la sostenibilidad al reducir el uso de billetes de papel. 


1. Ver Informe

Te puede interesar