¿Has recibido alguna vez un e-mail o mensaje que parece ser del banco que te ha hecho sospechar? ¿Algo no sonaba del todo correcto? ¿El remitente no era el habitual? No dudes y comparte la información con nosotros.

En una realidad donde nuestra vida cotidiana es cada vez más digital, no debemos descuidar nuestra seguridad. Tan importante como mantener una actitud atenta es reportar mensajes sospechosos.

En Santander ponemos a disposición de clientes y el público en general una dirección de e-mail en la que reportar fácilmente cualquier comunicación sospechosa que pueda estar suplantando la identidad del bancoreportphishing@gruposantander.com

Reenvíanos el e-mail o mándanos un pantallazo del mensaje sospechoso y nuestro equipo de ciberseguridad lo investigará y tomará las medidas necesarias para eliminar la amenaza y prevenir casos similares, porque cuando reportas también estas ayudando a proteger a otros.

Consejos para reconocer el phishing

La regla número uno para ayudarte a identificar e-mails y mensajes maliciosos es pensar antes de hacer clic o responder. Toma un momento y verifica la comunicación siguiendo los sencillos pasos descritos en esta infografía.

  • ¿Esperabas el mensaje?
  • ¿Reconoces el remitente?
  • ¿Te piden que hagas clic en un enlace, compartas información o descargues un archivo?

Presta atención ya que podría tratarse de un caso de phishing (cuando pasa por email) o smishing (si es un SMS).

Recuerda que Santander nunca:

  • Te pedirá que nos proporciones tu contraseña al completo o los códigos de un solo uso. 
  • Te pedirá que introduzcas los datos de tus tarjetas o de la banca online tras hacer clic en un enlace.
  • Te llamará para pedirte que descargues software.

Si sospechas, repórtalo.

Te puede interesar