El teletrabajo es una posibilidad cada vez más común en las empresas. Y es que gracias a la tecnología podemos desarrollar nuestra actividad profesional sin necesidad de estar físicamente en la oficina. Para trabajar a distancia de forma segura, debemos poner en práctica algunas recomendaciones.   
 

Hoy en día contamos con multitud de herramientas y soluciones tecnológicas que nos permiten trabajar en remoto y de forma flexible.  Para teletrabajar sin fisuras en términos de seguridad, lo primero que debemos hacer es tratar nuestro espacio de actividad como si fuera nuestra oficina y seguir los siguientes consejos:

  • Mantén siempre el ordenador y el móvil de trabajo en un lugar seguro.
  • En las videoconferencias comprueba quiénes son los participantes de la llamada y asegúrate de que solo están las personas autorizadas y necesarias. Si ves algún número desconocido, no dudes en preguntar a los demás asistentes.
  • Ten  especial cuidado al manejar información confidencial, sobretodo si trabajas en un espacio público donde haya otras personas a tu alrededor. 
  • Los cibercriminales pueden utilizar temas de actualidad general para que descarguemos archivos adjuntos, hagamos clic en enlaces o respondamos con información confidencial. Antes de realizar alguna acción piensa: ¿esperabas ese correo?, ¿conoces o identificas al remitente?, ¿te pide que realices una acción?
  • Permanece atento a e-mails, mensajes de texto (SMS), llamadas, enlaces de llamadas web e invitaciones de calendario de personas que no conoces. 
  • Utiliza siempre contraseñas de tres o más palabras (passphrases). Recuerda que una contraseña es fuerte por su longitud y no por su complejidad. Para guardar tus claves utiliza un gestor de contraseñas, así evitarás escribirlas en papeles o tener archivos con esa información.
  • Navega solo por sitios web que comiencen con HTTPS (no HTTP). Suelen ser más seguros y la información más protegida. Busca siempre el candadito verde a la izquierda de la URL.  

Te puede interesar