Los dispositivos que registran tu actividad física y las apps de salud son ideales para ayudarte a conseguir tus objetivos deportivos. Asegúrate también de que logras tus objetivos en materia de seguridad online. Aquí tienes tres formas de ganar siempre en protección.
 

Susana, la que lo registra todo

A Susana le encanta conocer todos sus logros, entrenamientos, ritmos de carrera y hasta su recuperación del ritmo cardiaco. Para esto utiliza varias apps. Cuando se registra en todas estas aplicaciones de fitness utiliza una misma contraseña, pero no solo eso: es la misma clave que usa en sus otras cuentas online.
 

Ciber consejo: Cambia tus contraseñas, utiliza una distinta para cada cuenta. Estas apps (u otros servicios similares) podrían llegar a sufrir algún tipo de fuga de datos donde podrían quedar expuestos públicamente cuentas de correo, usuarios, contraseñas, etc. Tener distintas claves puede reducir el riesgo y proteger tu ecosistema digital.


Juan, el corredor de maratones

Juan se está entrenando para una maratón. Cada mañana se despierta y se pone su ropa deportiva, incluidos sus ‘wearables’, algunos de ellos con GPS. Al salir de casa “activa su carrera” mientras su dispositivo se conecta a una app que le indicará la distancia y movimiento en tiempo real. 

A falta de tres semanas para su maratón, Juan está orgulloso de su progreso y normalmente comparte las estadísticas de sus entrenamientos.

Ciber consejo: Siéntete bien por todos tus logros deportivos, solo asegúrate de que sabes lo que estás compartiendo. Por ejemplo, Juan está dando la dirección de su domicilio. Algunos dispositivos y aplicaciones te permiten bloquear ciertas zonas de la ciudad, por lo que no se publica la actividad en esa área. Protege la información de tu casa, oficina y otras zonas que es mejor no compartir.


María, la ‘master’ del pedal

María utiliza su bicicleta para ir a su trabajo, quedar con sus amigos, comprar en el barrio, en fin, lo hace todo en su bici. Además, utiliza una app especializada para planificar sus trayectos y encontrar las mejores rutas para sus actividades. También esta aplicación le permite ver las rutas de otros y destacar las suyas.

María mantiene su perfil en privado, pero le gusta compartir sus trayectos con otros. Cada vez que le llega una solicitud de amistad, la acepta.

Cyber consejo: Antes de aceptar o solicitar amistad a alguien, asegúrate de que le conoces o identificas. Muchas apps de fitness o dispositivos te permiten gestionar y eliminar contactos que no conoces. Algunas plataformas, incluso, te permiten diferenciar entre amigos o seguidores, muy similar a algunas redes sociales.

La información pública o información expuesta en una fuga de datos puede ser utilizada por los hackers en mensajes de phishing dirigidos objetivamente. Por ejemplo, Juan podría recibir un mensaje de texto de un cibercriminal haciéndose pasar por una tienda de deportes que le ofrece un bono de regalo para que termine haciendo clic y rellenando sus datos personales en una página web.

María, por su parte, podría hacerse “amiga” de alguien que le envía un e-mail con vídeos de bicicletas para descargar pero que en realidad son un malware.

Comparte online con tus amigos y comunidades, simplemente piensa antes de hacerlo. Sé discreto online.

Te puede interesar