Jugadores profesionales, ligas organizadas, eventos mundiales, millones de seguidores… Los videojuegos empezaron como un hobby que se practicaba en el salón de casa con una videoconsola, pero actualmente es una industria profesional que funciona de forma similar a las competiciones deportivas más populares. Te contamos todo lo que necesitas saber para entender los eSports.

Los eSports son competiciones que se desarrollan en el mundo de los videojuegos y que cada vez ganan más terreno en la industria del entretenimiento. La modalidad tradicional en la que los participantes se reúnen en torno a una videoconsola para disputar una partida de su juego favorito ha ido evolucionando con el tiempo hasta convertirse en una actividad profesional, organizada y capaz de congregar en un mismo evento –ya sea online o presencial- a miles de competidores y generar el interés de millones de espectadores.

En 2021, la facturación global de los eSports superó los mil millones de dólares, según las estimaciones de Newzoo, consultora especializada en videojuegos, y la previsión es que el mercado siga creciendo, con Asia y Estados Unidos como líderes en este sector, mientras que en Europa, países como España están entre los que mayor penetración de esta industria tienen.

¿Qué son los eSports?

Vale la pena puntualizar que el nombre de eSports proviene de la unión de dos vocablos ingleses: la ‘e’, que hace referencia a electronic (electrónico), y sports, que  significa deportes, por lo que también es común denominarlos deportes electrónicos, e-Sports o ciberdeportes, entre otros. Además, a los competidores se les conoce como ‘gamers’ (jugadores, en inglés).

Los eSports están organizados en ligas y sus competiciones están estructuradas de forma similar a las de los torneos de fútbol, baloncesto, tenis o cualquier otra actividad deportiva. Dependiendo del videojuego, se puede desarrollar de forma individual o por equipos, y los participantes se entrenan diariamente para competir en eventos, y ganar los títulos y el dinero de los premios que otorgan los desarrolladores de los juegos o los patrocinadores.

Tal es la relevancia que los eSports han alcanzado en la actualidad, que existen jugadores profesionales dedicados exclusivamente a prepararse y competir, y que reciben un salario por ello. También hay equipos que cuentan con entrenadores, psicólogos, preparadores físicos y expertos de diferentes áreas para aumentar el rendimiento de sus gamers.    

Así como ocurre en los deportes convencionales, los deportes electrónicos han desarrollado una gigantesca logística e invertido en innovación para captar la atención de los espectadores. Por ejemplo, existen plataformas digitales como Twitch que trasmiten torneos, medios de comunicación especializados que cubren la actualidad del sector, marcas que patrocinan equipos y jugadores, entre otros actores que forman parte de dicha industria del entretenimiento.

¿Qué videojuegos son considerados eSports?

Cabe precisar que no todos los videojuegos son considerados eSports, pues es necesario que cumplan con determinadas características. Mientras que por videojuego entendemos que son todos los juegos que se pueden desarrollar a través de una pantalla (videoconsolas, ordenadores, smartphones, tabletas…), para formar parte de la categoría de eSports deben cumplir con los siguientes requisitos:

  • Estar diseñado para que dos o más participantes se enfrenten.
  • Contar con reglas claras y condiciones iguales para todos los competidores, con el fin de que el ganador se imponga gracias a su propia habilidad.
  • Tener una liga organizada y desarrollar competencias oficiales.
  • Alcanzar un número de jugadores lo suficientemente grande para despertar el interés de los espectadores y medios de comunicación.

Teniendo en cuenta las condiciones anteriores, videojuegos como Fortnite, League of Legends, FIFA, Call of Duty, Rainbow Six, Starcraft, entre muchos otros, son considerados eSports. 

¿Cuál es el eSport más jugado?

Debido a la variedad de dispositivos desde los que se pueden jugar a los eSports, además del gran número de desarrolladores y plataformas que los ofrecen, puede resultar difícil establecer con precisión cuál es el eSport más jugado del mundo. Lo que sí está claro, teniendo en cuenta las cifras de descargas, la cantidad de espectadores en los eventos, las búsquedas de información en Google, entre otros aspectos, es la popularidad indiscutible de dos de ellos:

  • Fortnite. Se trata de un videojuego en tercera persona y la temática principal es la supervivencia. Se lanzó en 2017 y desde entonces no ha parado de ganar jugadores profesionales y amateurs, además de millones de seguidores. Cada año se lleva a cabo la Fortnite World Cup (Copa Mundial de Fortnite) y, pese a que en 2020 y 2021 se canceló por la crisis sanitaria, en 2019 entregó 100 millones de dólares en premios y la final alcanzó una audiencia superior a los dos millones de espectadores.
  • League of Legends. Es común encontrarlo con las siglas de ‘Lol’ y se trata de un juego de acción y estrategia creado en 2009 en el que los participantes deben proteger su base y destruir la del oponente. También tiene su torneo mundial, que en 2021 alcanzó una audiencia de más de 73 millones de espectadores en total. Es uno de los eSports con más torneos anuales: supera los 2.500.

Te puede interesar