La digitalización de las organizaciones ha abierto un mundo de posibilidades y también de retos para ofrecer los mejores productos y servicios a los clientes. En consecuencia, la demanda de perfiles profesionales relacionados con la tecnología ha aumentado exponencialmente en las empresas. 

Las nuevas tecnologías siguen ganando adeptos. Cada vez desde etapas más tempranas, se está promoviendo la utilización de la tecnología para fomentar el aprendizaje. Esto lleva a muchos estudiantes a querer, en fases académicas más avanzadas, enfocar su educación hacia este campo cuya demanda ha crecido en los últimos años. 

En el sector bancario, algunos de los perfiles profesionales más buscados son: 

  • Desarrolladores de aplicaciones móviles y DevOps: se encargan de incluir herramientas y procedimientos que satisfagan las necesidades que surgen durante el ciclo de vida del software. No solo participarán en una fase inicial, sino que también serán los encargados de optimizar aquellas partes que sean necesarias en las actualizaciones. 
  • Expertos en ciberseguridad: su misión es proteger los datos o la información dentro de las compañías, así como solventar posibles vulnerabilidades o ataques cibernéticos. Por eso, son fundamentales en un sector como el bancario, con el fin de prevenir los fraudes mediante phising, entre otros.
  • Expertos en blockchain: están especializados en la aplicación de las nuevas tecnologías para proteger la información mediante sistemas criptográficos y, así, garantizar la confidencialidad. 
  • Analistas de datos: su labor es investigar, procesar y extraer información de interés para la organización usando grandes volúmenes de datos. Esto será fundamental en la toma de decisiones. 
  • Especialistas en Cloud Computing: son expertos en la adopción y optimización de infraestructuras dentro de la nube, lo cual permite disponer de la información en cualquier momento y lugar, bajo altos índices de seguridad.  
  • Profesionales de Machine Learning: están orientados a la creación y ejecución de modelos predictivos. Así, la inteligencia artificial (IA) permitirá ofrecer una experiencia de usuario más satisfactoria.

Generalmente todos ellos provienen de la rama académica de la ingeniería como la ingeniería informática, telecomunicaciones, de software, etc.; así como de otros grados de ciencias como matemáticas, estadística o física. También, encontramos a personas con formación en ciencias económicas y actuariales, con especializaciones en datos, por ejemplo. 

Aunque cada puesto requiera unos conocimientos especializados, generalmente se busca que los candidatos cuenten con una alta capacidad analítica y con conocimiento de lenguajes de programación como Python o JavaScript, entre otros. También es importante que tengan una actitud proactiva y versatilidad a la hora de adaptarse a entornos en constante transformación. En relación a este último aspecto, es importante que los profesionales dominen las nuevas técnicas de trabajo, como la metodología Agile.

Te puede interesar