Icono información

Aviso de cookies

Usamos cookies propias para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando en esta página, consideramos que acepta su uso en los términos indicados en la Política de Cookies. Más información.

Acción SAN (Madrid) Positivo 3.558 | 0.51% | 14:46

La dieta, clave en la calidad de vida y funcionalidad de los mayores de 75 años

  • La investigación ‘Nutrición y Salud Gastrointestinal’ dirigido por la Doctora Isabel Goñi, de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), es uno de los centenares de proyectos que respalda cada año Banco Santander a través de Santander Universidades, y busca los factores determinantes de un envejecimiento saludable.

Madrid, 3 de junio de 2015.- Según algunos expertos como la Doctora Isabel Goñi, de la Facultad de Farmacia de la UCM y Directora del grupo de investigación ‘Nutrición y Salud Gastrointestinal’, son muy pocos los casos referenciados de personas mayores de 65 años en lo que a este campo de estudio se refiere.

Este hecho ha impulsado a este grupo de investigadores a estudiar  a la población anciana mayor de 75 años, porque “posiblemente las personas de mayor edad sean los supervivientes mejor adaptados al proceso de envejecimiento y sus hábitos alimentarios son un factor importante en su evolución”. 

El equipo  persigue dos objetivos: por un lado, estudiar la triple interacción entre los componentes antioxidantes de la dieta, las poblaciones de bacterias colónicas y las células del colon. Por otro, el papel de los antioxidantes de la dieta en grupos poblacionales específicos, en los que el consumo de una dieta adecuada favorece la calidad de vida y bienestar de los individuos. En este segundo objetivo han abordado el papel de la dieta en el envejecimiento y en el control de peso.

Entre las conclusiones que ya están obteniendo, se incide en que una dieta rica en alimentos de origen vegetal, con un alto contenido en antioxidantes -la dieta Mediterránea es un buen patrón alimentario- favorece la prevención de enfermedades gastrointestinales relacionadas con el tránsito intestinal y enfermedades degenerativas.

“Las personas ancianas que practican hábitos alimentarios saludables, conservan mejor sus capacidades funcionales y tienen una mejor calidad de vida”, explica la doctora Goñi.

Banco Santander apoya estas iniciativas académicas a través de Santander Universidades, que mantiene acuerdos de colaboración con 1.200 universidades y centros de investigación de todo el mundo, respalda 4.700 proyectos universitarios cada año y en 2014 entregó 28.443 becas, ayudas al estudio y prácticas profesionales. Además, hasta 2018 habrá invertido 1.700 millones de euros en proyectos e iniciativas universitarias.  Más información en www.santander.com/universidades 

Descargar PDF 289 Kb

Compartir en redes sociales

Subir

Imprimir